Si escuchas el nombre de Kim Kardashian, ¿qué es lo primero que viene a tu mente?

Exacto: Su enorme trasero.

https://www.instagram.com/p/BejO55cl_tX/?utm_source=ig_web_copy_link

Pero parece que para la socialité, su espectacular retaguardia no es nada digno de admirarse (Sí, a pesar de que publica cientos de imágenes de eso).

En uno de los recientes capítulos de Keeping up with the Kardashians, se puede observar un curioso diálogo entre KourtneyKim y su madre, Kris Jenner, en donde Kim confiesa lo que nunca nadie hubiera imaginado.

La conversación fue iniciada por Kourtney, quien dijo a su hermana que “cada vez que te sientas se te ve el trasero enorme”.

Entonces la madre de ambas la reprendió. “Kourtney, ese comentario no es nada agradable”, dijo en defensa de Kim; sin embargo, Kourtney continuó, “A ella le gusta tener un trasero grande, no estoy diciendo nada ofensivo”.

https://www.instagram.com/p/BlahzB7FUCi/?utm_source=ig_web_copy_link

Pero nadie vió venir la respuesta de la más famosa de las Kardashian. “¡No me gusta. Todos los días lloro por esto!”, confeso Kim ante la mirada atónita de su madre y hermana.

Entonces Kim, si tan infeliz te hace ese voluminoso derriere, ¿por qué le das tanta publicidad en tus redes sociales?

En fin, sea lo que sea una cosa tenemos segura: A las Kardashian nadie las entiende.(O bueno sí, pero si hacen dinero con algo que odian, no les importa y lo siguen haciendo).

View this post on Instagram

Still sweeps me off my feet

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Tú ¿qué piensas de la confesión de Kim?

Tal vez te interese:

Así se veía Kim Kardashian antes de las cirugías

Fiebre de bebés: Los hijos del clan Kardashian