Este domingo un niño dejó en ridículo los controles de seguridad de uno de los aeropuertos más transitados del mundo, el aeropuerto de Heathrow en Londres, Inglaterra. 

El pequeño de 12 años logró evadir toda la seguridad aeroportuaria, mezclándose entre los pasajeros y abordar un vuelo de la aerolínea British Airways con destino a Los Ángeles. Una vez que se encontró a bordo fue descubierto por el personal de cabina, que le pidio la tarjeta de embarque para ubicar su número de asiento y el niño no contaba con ella.

El incidente demoró el vuelo 4 horas.

Debido al extraño incidente, el vuelo tuvo que ser demorado 4 horas, ya que la aerolínea decidió que, por seguridad, todos los pasajeros debían desembarcar el avión y volver a pasar los controles aeroportuarios. 

Un pasajero que habló con The Telegraph dijo que la situación fue “muy frustrante” porque el niño —al parecer de origen holandés— no respondía a las autoridades al ser cuestionado, probablemente porque no entendía inglés, por lo tanto, no pudo dar respuesta sobre la ubicación de su equipaje y por esa razón el avión tuvo que ser desembarcado. 

De acuerdo con un vocero de la aerolínea, la policía ya investiga el caso para entender qué fue lo que sucedió, pero dejaron en claro que el menor sin acompañar no representaba ninguna amenaza de seguridad para el resto de los pasajeros y que probablemente todo se trató de una travesura. 

- Advertisement -