A principios de agosto el gobierno del presidente Donald Trump anunció una nueva serie de medidas que harán más complicado el proceso de evaluación para los inmigrantes que quieran entran a Estados Unidos, buscan extender o modificar su tipo de visa o lograr la residencia permanente o greencard.

El Departamento de Seguridad Nacional anunció el lunes que negaría la green card (tarjeta de residencia) a los migrantes que hagan uso del programa de asistencia médica Medicaid, reciban cupones de alimentos y otras prestaciones sociales, ya que esto será considerado como una “carga pública” para el gobierno.

Las leyes federales actuales requieren que aquellas personas que busquen ser residentes permanentes o recibir un estatus legal comprueben que no representarán una carga para Estados Unidos, una “carga pública” en términos gubernamentales, pero las nuevas reglas agregan varios programas que serían elementos descalificatorios.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés) sopesará si los solicitantes han recibido ayuda pública junto con otros factores como la educación, salario y salud, para determinar si les otorga un estatus legal.

Sin embargo, no todos los beneficios serán limitados para los inmigrantes:

“Obamacare”

De acuerdo con un comunicado del USCIS, los planes de seguro médico de Obamacare no serán incluidos dentro de las nuevas normas de “carga pública”, por lo que todos podrán seguir usando este servicio.

Ayuda a niños de hasta cinco años

Las mujeres embarazadas, las que acaban de tener un hijo y sus hijos podrán recibir alimentos suplementarios, educación sobre nutrición y apoyo de amamantamiento seguirán recibiendo esta ayuda si son familias de bajos recursos sin que tampoco sean considerados una “carga pública”.

Seguro médico para niños

El programa llamado Children’s Health Insurance Program (CHIP) les da cobertura gratuita a menores de edad o a las familias que tengan ingresos más altos que los requeridos para solicitar el Medicaid, algo a lo que podrán acceder sin que el gobierno los considere “carga pública”.

Algunos beneficios del Medicaid que se podrán seguir usando

Las nuevas políticas gubernamentales no tomarán en cuenta algunos servicios del Medicaid al momento de evaluar si los inmigrantes son considerados una “carga pública”. Algunos de estos beneficios son los que reciben las mujeres embarazadas o 60 días después del embarazo, la ayuda de la Ley de Educación para Individuos con Discapacidad (Individuals with disabilities Education Act) y el llamado Medicaid de emergencia, en donde la vida de las personas está en severo riesgo.

Medicaid para adultos mayores

Dentro de este programa las personas de 65 años o más son apoyadas con los gastos de sus medicamentos, pero para saber quiénes entran en esta ayuda es necesario revisar esta página.

Programa educativo Head Start

Las familias de bajos recursos que tengan hijos menores de 5 años y que reciban apoyo educativo no serán consideradas “carga pública” al momento de evaluar sus estados migratorios.

- Advertisement -