La empresa Walmart dio a conocer que ya no venderá municiones para armas cortas y algunos rifles de tipo militar, ya que calificó como “inaceptable” el control de armas que existe en Estados Unidos.

Mediante un comunicado, la cadena dijo que la medida se da después del tiroteo en el supermercado de Texas, en donde un sujeto asesinó a 22 personas. Primero dejarán que se acabe el inventario actual y luego ya no venderán estos artículos.

“Es una situación compleja para la que no hay una solución simple, estamos tratando de tomar pasos constructivos para reducir el riesgo de que eventos como ese puedan volver a ocurrir”, informó el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, quien aseguró que “el status quo es inaceptable”.

La cadena también informó que ya no venderá más revólveres en Alaska, que era el único estado en donde aún lo hacían.

Ya no permitirán portar armas dentro de sus tiendas

También les dijo a sus clientes que ya no les permitirán portar armas a la vista dentro de sus establecimientos.

El director ejecutivo de la empresa comentó que el “congreso y el gobierno deben actuar” al respecto.

“Instamos a los líderes de nuestra nación a avanzar y fortalecer el acceso a los controles de antecedentes y retirar las armas de aquellos a quienes se ha determinado suponen un peligro inminente”, dijo el ejecutivo.

Sin embargo, la empresa continuará vendiendo armas largas, como rifles y sus respectivas municiones, ya que tienen “un largo legado como empresa que sirve a cazadores y deportistas responsables, y vamos a seguir haciendo eso” al ser el “mayor minorista del mundo”.

- Advertisement -