Walmart recibió elogios de activistas antiviolencia por su decisión de dejar de vender ciertos tipos de munición y pedir a los clientes que no porten armas expuestas. Pero si la medida hará mella en la ola de violencia armada que azota a Estados Unidos sigue siendo una incógnita.

Otras cadenas minoristas han tomado medidas similares ante las presiones públicas de limitar la venta de armas y municiones. En marzo, Dick’s Sporting Goods anunció que dejará de vender armas y municiones en 125 de sus 700 locales. StarbucksTargetWendy’s y Kroger también le han pedido a la clientela abstenerse de portar armas en sus tiendas.

Los partidarios de mayores restricciones a las ventas de armas dicen que siendo Walmart la principal cadena minorista del país, su influencia en el debate sobre la tenencia de armas en Estados Unidos podría hacer que el Congreso y que otras empresas tomen medidas similares.

“Walmart merece un gran elogio por sumarse a la mayoría creciente de los estadounidenses que saben que tenemos demasiadas armas en nuestro país y que son demasiado fáciles de conseguir”, expresó en un comunicado Igor Volsky, director ejecutivo de Guns Down America. “Esa labor no ha concluido con la decisión de Walmart. En estos días en que el Congreso está por regresar de su receso y se dispone a debatir la tenencia de armas, Walmart debe dejar bien claro que está solidarizándose con los ciudadanos que desean un cambio de verdad”.

Sin embargo, la mayoría de las ventas de armas en Estados Unidos se realizan en ferias o negocios independientes, no en las grandes cadenas minoristas, por lo que queda poco claro si la decisión de Walmart tendrá efecto alguno. Aproximadamente la mitad de sus más de 4,750 locales en Estados Unidos venden armas, que constituyen el 2% de las ventas totales.

La empresa con sede en BentonvilleArkansas, indicó que, una vez que se agote el inventario actual, dejará de vender municiones para pistolas y fusiles de caño recortado (menos de 18 pulgadas), como los calibres .223 y 5.56 que se utilizan en armas de estilo militar. Ello hará que la porción del mercado de municiones de Walmart se reduzca de un 20% a un 6%, estimó el director general Doug McMillon.

La NRA envió un mensaje en Twitter condenando la decisión de Walmart

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) envió el martes un mensaje en Twitter condenando la decisión de Walmart.

“Es vergonzoso ver a Walmart rindiéndose ante la presión de las élites antiarmas. Los clientes de Walmart pronto acudirán a otras tiendas que apoyan más los derechos fundamentales de los estadounidenses”, expresó la agrupación.

Walmart tomó un primer paso al pedir a todas sus tiendas sacar los carteles de videojuegos violentos, para mostrar sensibilidad tras la reciente masacre de El Paso. Sin embargo, no llegó a cumplir con los deseos de los activistas de que se abstenga totalmente de vender armas y que deje de apoyar a políticos respaldados por la NRA.

La cadena desde hace años se ha visto en una incómoda posición, pues muchas de sus tiendas están en zonas rurales donde la gente compra equipos de caza. Walmart está tratando de balancear su atracción para los cazadores con su responsabilidad cívica en momentos de numerosos ataques armados en Estados Unidos.

En su comunicado, McMillon recordó que algunas personas han tratado de expresar su opinión política al llevar armas abiertamente en las tiendas, sembrando el miedo entre empleados y clientes. Pero también, señaló, ha habido gente bien intencionada que accidentalmente ha causado evacuaciones y llamadas a la policía. Al igual que otras cadenas, Walmart se está absteniendo de prohibir tajantemente el porte de armas porque no quiere poner a sus empleados en posiciones de peligro.

Walmart dice que espera ayudar a otras cadenas al compartir con ellas sus métodos de revisar los antecedentes policiales de un comprador. Y la empresa, que en el 2015 dejó de vender fusiles de asalto como los utilizados en varios de los ataques armados recientes, ha pedido un mayor debate en el mundo político sobre la necesidad de prohibir la venta de armas automáticas.