El huracán Dorian, que recuperó la categoría 3, comenzó a rozar el jueves por la mañana el litoral sureste de Estados Unidos y dejó a decenas de miles de personas sin electricidad, amenazando con inundar costas bajas desde Georgia hasta Virginia con una peligrosa marejada ciclónica, tras su letal paso por las Bahamas.

Dorian se abatió sobre el archipiélago como el huracán más fuerte jamás registrado en el país, dejando una devastación generalizada y al menos 20 muertos. Pero desde entonces se ha debilitado de forma considerable, pasando de categoría 5 a 2 antes de fortalecerse de nuevo el miércoles por la noche.

La tormenta podría mantener su intensidad durante varios días antes de debilitarse de forma gradual hacia el sábado, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Más de 1,500 personas acudieron a 28 refugios en Carolina del Sur. Los aguaceros comenzaron el miércoles por la noche en la histórica ciudad portuaria de Charleston, situada en una península propensa a las inundaciones.

Conforme se acercaba el meteoro, el viento iba ganando fuerza y hacía que la lluvia cayera de lado, mientras los truenos retumbaban y la electricidad iba y venía en algunos lugares.

Aunque más débil, Dorian seguía siendo una fuerza a tener en cuenta. El ojo de la tormenta, visible en las fotos desde el espacio, estaba a las 8 de la mañana unos 115 kilómetros (70 millas) al sur-suroeste de Charleston y avanzaba hacia el norte a 13 kilómetros (8 millas) por hora sobre el mar, con peligrosos vientos de 185 kilómetros (115 millas) por hora.

Había alertas en efecto para las costas de Carolina del Norte y Sur. Los meteorólogos dicen que el vórtice de Dorian podría avanzar por la costa de Carolina del Norte el jueves en la noche o el viernes antes de ganar velocidad y llegar a las costas de Nueva Inglaterra el sábado.

Evacuaciones por huracán Dorian

La noche del miércoles Dorian, ahora como categoría 3, está a unos 168 kilómetros (105 millas) al sur-sureste de CharlestonCarolina del Sur, con vientos máximos sostenidos de 185 km/h (115 mph) y se movía en dirección norte a 11 km/h (7 mph) ante la costa. La ciudad especialmente vulnerable por estar ubicada en una península. Un mapa de riesgos de inundación del Servicio Nacional de Meteorología proyectó una combinación de marea alta y marejada ciclónica de 3.1 metros (10.3 pies) en las inmediaciones de la bahía de Charleston. El récord, cuatro metros (12.5 pies), fue establecido por Hugo en 1989.

Las tiendas y restaurantes del centro histórico de la ciudad fueron tapiados, y se ordenó la evacuación de 830,000 personas en la costa de Carolina del Sur. Más de 400 personas estaban en refugios estatales, y se prevé que la cifra aumente.

Mark Russell, veterano del ejército que vive en las calles, dijo que había estado en un refugio desde el lunes.

“Una vez que empiece a llover y comience a soplar el viento, todo se va a sacudir, izquierda y derecha, adentro y afuera, y no podrás encontrar un lugar”, para evitarlo, dijo Russell, de 63 años.

Para la tarde del miércoles, Dorian había alcanzado vientos máximos sostenidos de 115 mph (185 km/h). Se desplazaba a 7 mph (11 km/h).

Casi 70,000 personas, sin electricidad

inundaciones eeuu huracan dorian

El jueves temprano, más de 68,700 usuarios en el condado Charleston y al menos 15,200 en Beaufort estaban sin electricidad, de acuerdo con Dominion Energy. Berkeley Electric Cooperative reportó que otros 12,600 clientes estaban sin servicio en el condado de Charleston.

En una nota de prensa, Duke Energy dijo prever que el meteoro causara apagones en 700,000 inmuebles en las Carolinas y señaló que había desplazado recursos de 23 estados y Canadá para responder “tan rápido como sea posible hacerlo”.

- Advertisement -