Cam Newton se siente rejuvenecido, a punto de comenzar su novena temporada en la NFL.

Ahora, parece haber superado una persistente lesión en el hombro; tiene a tres niños pequeños en casa, y ha abrazado un nuevo estilo de vida vegetariano. Y en esta nueva realidad, el quarterback de los Panthers, de 30 años, parece dar un paso atrás para seguir adelante.

“Me siento como un novato otra vez”, dijo Newton el miércoles, mientras los Panthers continuaban su preparación para el partido inaugural como locales contra los Rams de Los Ángeles. “Me estoy divirtiendo. Me estoy sintiendo bien y la emoción está ahí. Estoy bendecido. A veces necesitas poner las cosas en perspectiva”.

Eso incluye no estar totalmente obsesionado con ganar un Super Bowl. Sí, el pensamiento de triunfar en el gran partido aún lo impulsa, pero se está tomando un día a la vez, tratando de disfrutar más el momento.

Newton ganó campeonatos nacionales en sus estancias con Blinn Junior College y la Universidad de Auburn. Ganó el Trofeo Heisman tras una de las temporadas más impresionantes de la historia para un quarterback universitario.

Por lo tanto, cuando fue seleccionado con el primer turno global en el draft de 2011 por los Panthers, la expectativa clara era que entregaría a la franquicia su primer título del Super Bowl.

Newton tuvo a los Panthers cerca en 2015, pero la defensiva de Denver, liderada por Von Miller, forzó el aterrizaje de la ofensiva de altos vuelos de Carolina en el Super Bowl 50. Los Panthers no han ganado un juego de playoffs desde entonces, en parte por los problemas de Newton con el hombro derecho que comenzaron a finales de la temporada de 2016.

Aparentemente más establecido que en el pasado, Newton está asumiendo un nuevo enfoque. Busca vivir sólo el presente durante esta campaña

“Podría preocuparme menos sobre el Super Bowl”, comentó Newton. “Simplemente quiero estar 1-0 cuando vea a mis hijos después del partido”.

El entrenador en jefe de los Panthers, Ron Rivera, señaló que Newton está en gran forma.

“Mentalmente está donde necesita estar (y) está lanzado bien el balón”, resaltó.

El estratega de los Rams, Sean McVay, aceptó que un Newton sano es una “pesadilla” para preparar el plan de juego porque puede hacer muchas cosas que otros quarterbacks no pueden.

“Puede vencerte con el brazo; puede derrotarte con sus piernas. Puede hacer jugadas en la bolsa de protección; puede hacer jugadas fuera de la bolsa”, reconoció McVay. “Puede correr por encima de ti, puede sacudirte y puede escapar de ti. Puede hacerlo todo… Su carrera y su producción hablan por sí mismas”.

Newton es uno de sólo tres quarterbacks en la historia de la NFL en conseguir más de 33.000 yardas desde la línea de golpeo en sus primeras ocho temporadas. Ha pasado para más de 3.000 yardas en cada temporada, y ha corrido para más touchdowns que cualquier quarterback en la historia de la liga.

El Jugador Más Valioso de la NFL en 2015 tiene una ofensiva alrededor que incluye al versátil running back Christian McCaffrey, un tight end fiable en Greg Olsen y mucha velocidad en los wide receivers D.J. Moore y Curtis Samuel. Con toda esa potencia, Newton sabe que los Panthers tienen una oportunidad de ser una de las ofensivas más potentes en la liga y una amenaza en una eventual postemporada.

- Advertisement -