La actriz Camila Mendes, que estelariza un personaje en la serie Riverdale, reveló en una entrevista con Women’s Health que fue víctima de una agresión sexual cuando asistía a la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés).

Mendes, de 25 años, contó que cuando era estudiante de la Escuela Tisch de Artes de la NYU fue drogada y abusada sexualmente.

Desde ese evento, la actriz nacida en Virginia expresó que ha intentado mantener y buscar siempre la estabilidad, de ahí que se hiciera un tatuaje a la altura de sus costillas que lee “Formar una casa” (To build a home). 

Antes de que cumpliera 18 años, Mendes ya se había mudado al menos unas doce veces, lo que también provocó en ella la búsqueda por una continuidad y seguridad. 

Por otra parte, su tatuaje en el cuerpo también habla sobre su gusto por la actividad física, lo cual dice que le ha ayudado a su estado emocional durante toda su vida.

Mendes dijo que practica el baile y ha participado en musicales de que era una adolescente de aproximadamente doce años.

“Cada vez que siento que estoy pasando por algo difícil, pienso en qué es lo que puedo hacer físicamente para mí”, dijo en la entrevista.