Idalia Herreramujer migrante hondureña que murió con su hijo de dos años en el río Bravo, fue víctima de las medidas migratorias de Estados Unidos de enviar a México a los solicitantes de asilo mientras se resuelven sus casos migratorios.

A finales de agosto, Idalia Herrera había llegado a Estados Unidos con la espera de recibir asilo para poder reunirse con su esposo Elmer y sus dos hijas mayores, de cinco y siete años; sin embargo, las autoridades la mantuvieron dos semanas en migración y después fue devuelta a México a un campamento en MatamorosTamaulipas.

Poco después de estar en Matamoros, Herrera decidió ir a la Ciudad de México debido al peligro que vivía en Matamoros, donde, según un cuñado suyo, Wilfredo Córdova, dormía en la calle. 

El motivo de ir a la Ciudad de México era volver a intentar regresar a Estados Unidos por otro camino, uno en el cual pudiera burlar las autoridades para finalmente ver a su esposo e hijas, quienes habían llegado al país del norte hace unos tres meses.

Sin embargo, ese plan la llevó a la muerte el 11 de septiembre, cuando se arriesgó a intentar cruzar el rio Bravo, o rio Grande como es llamado en Estados Unidos. Con su hijo de un año y nueve meses en brazos, Idalia Herrera no logró resistir la fuerte corriente del rio, que la arrastró hasta que ambos murieron ahogados.

El caso de Herrera se suma a las tragedias por la separación de familias que ocurren durante la migración. Si bien el presidente Donald Trump dijo haber terminado con la separación de familias en la frontera, que separaba a menores de edad de sus padres, la separación por otros medios continúa. 

En fechas recientes, los medios reportaron el fallecimiento de una joven que murió tras intentar suicidarse, presuntamente por una depresión provocada por la separación que sufrió después de que Estados Unidos no diera asilo a su padre (pero sí a ella), quien huyó de Centroamérica tras el asesinato de su padre a manos de bandas delictivas.

En julio pasado, otra muerte en el rio Bravo llegó a los titulares, en el que una fotografía mostró el cuerpo de un padre y su hija ahogados a orillas del rio.