El secretario interino de Seguridad Nacional estadunidense, Kevin McAleenan, resaltó el jueves que gracias a los esfuerzos conjuntos con sus colegas de El SalvadorHonduras y Guatemala se han alcanzados resultados históricos en la reducción de la migración irregular desde estos tres países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica hacia Estados Unidos.

“En los últimos cuatro meses hemos visto una reducción del 86% en la migración”, afirmó McAleenan en conferencia de prensa en la capital salvadoreña.

Los acuerdos permiten que los migrantes que llegan a Estados Unidos sean trasladados a estos tres países centroamericanos para tramitar sus solicitudes de asilo

El funcionario estadounidense destacó los acuerdos suscritos con los gobiernos de estos países y los calificó como “unas de las asociaciones diplomáticas más fructíferas” que haya visto para mejorar la seguridad de la región y atacar un fenómeno tan difícil como el de la migración irregular, con familias con sus hijos marchando hacia Estados Unidos.

Para cerrar más las posibilidades de que los migrantes lleguen a su país, Estados Unidos ha suscrito acuerdos de cooperación de asilo con El Salvador, Guatemala y Honduras. Además reforzó la seguridad en sus fronteras. Los acuerdos permiten que los extranjeros que llegan a la frontera sur de Estados Unidos sean trasladados a estos tres países centroamericanos para tramitar sus respectivas solicitudes de asilo.

McAleenan dijo que al implementar los planes conjuntos han pasado de 3,300 migrantes en mayo a unos 450 ahora, y que ese es un gran logro que ayuda a proteger a familias y niños vulnerables. “Para resaltar ese último punto, en mayo tuvimos un 72% de las personas que llegaban eran familias vulnerables y niños que no estaban acompañados”.

Explicó que antes poner en marcha estas estrategias para reducir la migración irregular, la gran mayoría de migrantes llegaban principalmente de Honduras y Guatemala, es decir, de Centroamérica. Sin embargo, añadió “ahora nuevamente México”.

“La migración de México se ha mantenido igual y son más que todo adultos, ése es el cambio demográfico que hemos visto”, recalcó.

McAleenan también aseguró que el fenómeno de las caravanas de migrantes que salían de Honduras, El Salvador y México prácticamente se ha borrado “por los diferentes asocios en la región” y porque México ha enviado unos 20,000 hombres de la Guardia Nacional “para no permitir que tantas personas se muevan de esa manera por México y hemos visto una reducción”.

The Associated Press solicitó al gobierno salvadoreño un comentario sobre las cifras presentadas por el secretario sin obtenerlo de inmediato. Sin embargo, César Ríos, ejecutivo de la ONG Instituto Salvadoreños del Migrante (INSAMI), dijo a la AP que “no sé de dónde habrán sacado las cifras, pero sí puede decir que la población salvadoreña es la que más ha dado muertas de reducción de la migración”. Sin embargo, agregó, “no es por las políticas de Estados Unidos, sino por las promesas del nuevo gobierno de El Salvador, pero hay que diferenciar lo que es una promesa, lo que es una esperanza de que soluciones los problemas”.

Ríos también comentó que, considerando las realidades políticas de sus países vecinos, duda que las cifras de Honduras y Guatemala sean tan altas como las que mencionó el secretario.

Durante su visita, McAleenan se reunió en privado con el ministro salvadoreño de Justicia y Seguridad Publica, Rogelio Rivas; el ministro de Seguridad de Honduras, Julián Pacheco; y con el ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, con quienes discutió un aumento de la colaboración para enfrentar la migración irregular y las organizaciones criminales transnacionales en la región.

La reunión se produce en momentos que Estados Unidos anunció su decisión de reanudar fondos de asistencia exterior específicos para estos tres países luego de observar “grandes avances” tras los acuerdos migratorios con Washington.

[Entérate: EEUU reanuda apoyo económico a Centroamérica en respuesta a su cooperación contra migración]

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo en un comunicado de prensa haberle notificado al Congreso que la financiación se reanudará para programas destinados a mitigar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

“Estamos viendo gran progreso”, escribió Pompeo.

La visita de McAleenan ocurre luego de que el 11 de octubre el presidente Trump anunciara que el secretario dejaría el cargo porque quería pasar más tiempo con su familia e incursionaría en el sector privado. No se ha anunciado un reemplazo.

Ve también:

Kevin McAleenan renuncia como secretario de Seguridad Nacional

EEUU devolverá ayuda a países centroamericanos, pero con ciertas condiciones

“Nuestro país está lleno”, asegura Trump sobre la llegada de más inmigrantes a EE. UU.