Durante la tarde de este jueves 17 de octubre se desataron balaceras en diferentes zonas de Culiacán, capital de Sinaloa, por la detención de uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, Ovidio.

De acuerdo con el gobierno federal, se detuvo al hijo del narcotraficante y eso fue lo que desató los enfrentamientos a balazos. Sin embargo, los delincuentes amenazaron con crear más caos en la ciudad y expandir los enfrentamientos a otras partes del estado sino liberaban a Ovidio Guzmán.

Ante las amenazas de atentar contra la población civil el gobierno federal decidió liberar a Ovidio y con ello acabar con la violencia. Pese a esto, las personas lograron documentar en redes sociales los enfrentamientos, autos quemados y el pánico que se vivía en las calles de Culiacán.

- Advertisement -