Cinco jóvenes que violaron en 2016 a una niña de catorce años en la localidad de Manresa, una localidad de BarcelonaEspaña, fueron sentenciados este jueves por la sección 22ª de la Audiencia de Barcelona. De los siete acusados por el crimen, dos fueron absueltos y los otros cinco recibieron penas de de entre diez y doce años de cárcel por un delito de abuso sexual, el cual está catalogado como un delito menor que el de “agresión sexual”; los jueces argumentaron que su resolución se debía a que la víctima estaba inconsciente y por lo tanto los acusados “pudieron realizar los actos sexuales sin utilizar ningún tipo de violencia o intimidación”. 

[Entérate: “Usted no sintió dolor”, juez español a víctima de violación tumultuaria]

Los hechos ocurrieron el 29 de octubre del 2016 durante una fiesta de Halloween que se celebró en una fábrica abandonada. El primero de los hombres que la violó —todos en su momento de entre 18 y 24 años— llevó a la menor a una habitación contigua al inmueble porque le pidió descansar ya que había bebido demasiado y se sentía mal. Estando ahí la desnudó, la violó y animó a cuatro de sus amigos a hacer lo mismo, quienes también la penetraron vaginalmente y la obligaron a practicarles felaciones. 

El tribunal descartó la petición de la Fiscalía de procesarlos como agresores sexuales

Los abogados de la víctima pidieron desde un inicio que las penas para los acusados fueran de entre 15 a 20 años en prisión cada uno, sin derecho a fianza. Sin embargo, fue casi hasta el final del juicio que la Fiscalía modificó su petición inicial de abusos sexuales por la de agresiones para que los acusados fueran procesados como agresores sexuales por aprovecharse de que la menor estaba en estado de ebriedad y la superaban en número. La sala del tribunal descartó la petición, fijó en 12,000 euros   la indemnización a la víctima por considerar que “el ataque a su indemnidad sexual fue extremadamente intensa y especialmente denigrante, y además, de produjo sobre una menor que se encontraba en situación de desamparo”, cantidad que deberá ser pagada de forma conjunta por los cinco condenados a prisión.

Otros dos acusados fueron absueltos de recibir condenas, el primero, Marco Antonio R, por no ser encontrado como “interviniente en los actos sexuales”; y el segundo, porque no “podría haber hecho nada efectivo para evitar los delitos, cometidos por una pluralidad de hombres” pese a que fue acusado de masturbarse mientras presenciaba la violación.  

La condena provocó indignación en el país ibérico, donde también en 2016 se dio otro caso similar en el que cinco jóvenes, conocidos como “La Manada, violaron a una joven en la festividad de San Fermín de Pamplona y  compartieron videos su crimen vía WhatsApp

La alcaldesa de Barcelona condenó los hechos en su cuenta de Twitter:

Ve también:

Víctima de la Manada fue violada diez veces en menos de dos minutos: Tribunal Supremo español

Víctima de violación grupal, espiada para “demostrar” en corte que no está traumada

“Usted no sintió dolor”, juez español a víctima de violación tumultuaria