Un estudio de Gallup con colaboración de West Health dio cifras a una trágica realidad en Estados Unidos relacionada con el sistema de seguros de salud: alrededor de 34 millones de personas reportaron haber conocido al menos a un amigo o a un familiar que haya muerto debido a no tener la capacidad económica para pagar tratamientos médicos en los últimos cinco años.

El exorbitante número de 34 millones de personas corresponde a más del 13% del país, lo que también se puede traducir en que una de cada diez personas en el país conoce a una persona que ha muerto por estas circunstancias.

Las cifras brutas sólo son una parte del estudio, pues éste también reveló la marcada división existente entre el impacto que tiene sobre personas blancas y no blancas en general. Por ejemplo, 20.3% de personas no blancas indicaron que sí conocían a un amigo o familiar que había muerto por no poder pagar un tratamiento médico, en oposición al 9% de personas blancas que también contestaron afirmativa la pregunta.

Esta división también estuvo marcada por la edad. Entre más jóvenes eran los preguntados, el porcentaje aumentó.

El estudio dividió las edades en tres: de 18 a 44, de 45 a 64 y 65+. Las edades con más personas que contestaron sí a la pregunta fueron las de las generaciones más recientes.

Las personas entre 18-44 fue del 16.9%; las de 45-64, el 12%; y las de 65+, del 6%.

Las divisiones descubiertas por el estudio no acaban. También mostró ciertos aspectos que revelan las razones sobre por qué los candidatos del ala demócrata tienen como una de sus principales promesas cambiar el sistema de seguros de salud, como Bernie Sanders y su plan del Medicare for All.

[Entérate:Mayoría de estadounidenses quiere Medicare para todos]

Marcada división entre registrados demócratas y republicanos

En este apartado, la división es similar a la basada en entre blancos y no blancos.

La encuesta encontró que sólo el 4.9% de personas registradas como republicanos contestó de manera afirmativa la pregunta, mientras que los independientes fue del 16.4%, y de votantes demócratas, del 14.8%

Este porcentaje de personas que han contestado que sí han conocido al menos a un amigo o un familiar que ha muerto por no poder pagar un tratamiento médico entra en relación también con las personas que han dicho que no pueden pagar medicamentos necesarios para combatir sus enfermedades.

Dada la marcada división, los candidatos de la carrera presidencial para el 2020 deberán aclarar sus políticas en torno a los seguros de salud. Por el lado republicano, donde Trump compite por la reelección, sólo el 7% de adultos ha considerado bueno el trabajo del mandatario con  respecto a los seguros de salud.

Mientras tanto, el candidato a la presidencia y senador por Vermont Bernie Sanders es una de las voces que más enfáticas en el cambio de las políticas con respecto a la salud, poniendo en primer plano a las aseguradoras como organizaciones que lucran de manera extraordinaria con la salud de la población estadounidense.

Te interesaría:

Trump destaca apoyo a Medicare, pero no para todos

Republicanos buscan que recortes a Medicare y Seguridad Social sean el “proyecto de segundo mandato” de Trump

Accidentalmente, Fox News revela la gran popularidad de “Medicare for All” de Bernie Sanders entre su audiencia