La exasesora de la Casa Blanca, Fiona Hill, dijo que una junta efectuada el 10 de julio entre autoridades ucranianas y estadounidenses le pareció tan alarmante que su jefe, el entonces titular del Consejo de Seguridad Nacional, John Bolton, le aconsejó llamar a un abogado.

Fiona Hill dijo ante el Congreso que su impresión fue que “la retención de ayuda de seguridad [a Ucrania] fue pensada probablemente por el presidente [Trump] como expresión de insatisfacción, ya que los ucranianos todavía no habían aceptado investigar a Burisma-Biden, o como un esfuerzo para aumentar la presión para que lo hicieran”.

Hill dijo que hubo un momento clave cuando el embajador estadounidense para la Unión EuropeaGordon Sondland, dijo que él y el secretario general interino de la presidencia ya habían llegado a un acuerdo con el presidente ucraniano. Según ese acuerdo, Volodymyr Zelenskiy visitaría la Casa Blanca a cambio de iniciar investigaciones.

Hill recordó que Bolton, su jefe, se puso tenso y “ese lenguaje corporal inequívoco fue lo que llamó mi atención”. Bolton posteriormente le aconsejó llamar a un abogado y le dejó en claro que “no soy parte de ningún acuerdo de drogas” que tengan Sondland y el jefe de gabinete de Trump.

Te interesaría:

David Holmes testifica que escuchó llamada entre Trump y Sondland sobre Ucrania

“Impeachment”: Embajador Sondland testifica ante el Congreso que presionó a Ucrania por orden de Trump

- Advertisement -