domingo, agosto 14, 2022

México: Mientras sus padres esperaban afuera de su domicilio a las autoridades, feminicida mata a su hija y se da a la fuga

El pasado 24 de octubre Jessica Guadalupe Jaramillo murió asesinada en TolucaEstado de México, la segunda demarcación del país con más feminicidios al año. Su cuerpo fue encontrado con señas de estrangulamiento en el baño del hombre que la llevaba acosando meses. Pero, eso no es lo peor. La muerte de Jessica pudo haberse prevenido, sus padres sabían quién la había secuestrado y esperaron afuera del domicilio durante cuatro días a que las autoridades emitieran una orden de cateo. Cuando finalmente entraron, la madrugada del 29 de octubre, encontraron el cuerpo de Jessica y el de otras dos mujeres enterradas en el patio trasero. 

Jessica llevaba muerta sólo algunas horas. 

Medios de comunicación dijeron que la había matado su novio. En realidad era su acosador y no tenían ninguna relación

Los primeros reportes en medios de comunicación indicaban que a Jessica la había matado su novio, pero la realidad no es así. El presunto asesino no tenía relación alguna con ella, sino todo lo contrario. De acuerdo con un reportaje del diario El País, hace algunos meses Jessica le dijo a sus padres que un hombre de su universidad la seguía, no le gustaba cómo la veía y le inspiraba miedo. Decidieron cambiarla de universidad; las amenazas de ese tipo no se toman a la ligera en el Estado de México. 

El día de su desaparición su papá pasó por ella a la nueva universidad, pero nunca llegó. Después recibió un mensaje de texto que decía: “No se preocupe, me voy a casa de Óscar a una fiesta”. No era normal que su hija le cambiara así los planes. La ubicación del celular de su hija marcaba el mismo domicilio del hombre que la había estado siguiendo.

Decidieron ir con las autoridades y reportar lo sucedido. Sin embargo, fueron informados que en apego al protocolo, debían esperar 24 horas para tomar acciones. Insistieron y lograron que una unidad los acompañara al domicilio, pero nadie respondió a la puerta y los agentes de marcharon. La familia no se quiso ir y se quedaron afuera, vigilando la casa sin la protección de las autoridades. 

En dos ocasiones, el supuesto asesino salió a amenazarlos y a decirles que se fueran porque su hija no estaba ahí. Pero la tarde del 26 de octubre, la familia asegura que vio a Jessica por la ventana, “estaba rara, ida” dijeron al medio español. Con esa nueva prueba, acudieron nuevamente a la Policía que mantuvo su negativa a proceder hasta no tener la orden de cateo al domicilio. 

Fueron un total de cuatro días, esperando en vigilia dentro de su camioneta con el hijo de Jessica en brazos, un bebé de apenas diez meses. 

El lunes 28 de octubre el hombre salió de su casa, con una gorra y una mochila. La familia capturó en video su huída, en la que incluso les hizo un gesto de despedida. 

Cuando llegó la orden de cateo, era demasiado tarde. 

Ve también:

Comisionado de Morelos, sobre víctimas de feminicidio: “Tenían actividades no propias de una dama

#LaCalleEsNuestra: Mujeres responden a la propuesta de toque de queda en México

Giselle tenía 11 años y soñaba con ser futbolista

- Advertisment -

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,204SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -