Después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara el martes que designará a los cárteles de narcotráfico mexicanos como organizaciones terroristas por su papel en el tráfico de sustancias prohibidas y personas, el gobierno mexicano anunció que el canciller, Marcelo Ebrard, buscará un encuentro «a la brevedad» con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para discutir ese tema «de suma relevancia para la agenda bilateral».

[Entérate: Trump dice que designará a cárteles mexicanos como organizaciones terroristas]

Ebrard dijo poco después en su cuenta de Twitter que su país «no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional. Actuaremos con firmeza».

Ebrard había dicho el lunes que no esperaba que Estados Unidos declarara como «grupos terroristas» a los cárteles mexicanos de la droga.

«Con base en la información que hasta el momento nos han hecho llegar las autoridades de nuestro país vecino, se estima que el encuentro propuesto por México se podrá llevar a cabo en el futuro cercano», dijo la cancillería en el comunicado.

La secretaria de Gobernación también se pronunció en contra del anuncio de Trump

Un poco antes, la secretaria mexicana de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo a una radio local que la designación de terrorismo no aplica a cárteles mexicanos y que «no podría aceptar una terminología como esa».

Trump dijo este mes en Twitter que «si México necesita o solicita ayuda para limpiar estos (…) monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y es capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y eficaz».

La propuesta se dio después de que nueve miembros de una familia mormona estadounidense asentada en el norte de México, incluyendo niños, murieran tras ser atacados en una emboscada. Autoridades mexicanas dijeron que podrían haber sido confundidos por grupos criminales que se disputan el control de la región.

El episodio de violencia, que provocó una fuerte indignación dentro y fuera de México, se dio días después de que uno de los hijos del narcotraficante encarcelado Joaquín «El Chapo» Guzmán fuera detenido y liberado poco después por fuerzas de seguridad en el norte del país, despertando una polémica sobre el compromiso del Gobierno para luchar contra el crimen organizado.

Ve también:

Bebé de masacre en Chihuahua sobrevivió gracias al sacrificio de su madre

Ebrard contradice a Morgan, jefe de CBP, y dice que México no será “tercer país seguro”

López Obrador y Trump acuerdan “congelar” el flujo ilegal de armas a México

- Advertisement -