María Lorena Ramírez ha llamado la atención por ser la primer mujer rarámuri en correr un ultramaratón en Europa, fue invitada a participar por la organización de la Tenerife Bluetrail en 2017, después de que ganara una carrera de 50 kilómetros en Puebla, México

La primera vez que Lorena corrió el ultramaratón tuvo que abandonar la competencia en el kilómetro 55 debido a un fuerte dolor en una rodilla, sin embargo, en 2018 regresó y concluyó los 102 kilómetros en un tiempo de 20:11:37 logrando el quinto mejor tiempo en su categoría. 

Sentando un ejemplo de perseverancia, que ha resultado inspirador para muchas mujeres en México y el mundo

Lorena ha sentado un inspirador ejemplo de perseverancia

Lorena ha acaparando la atención de la prensa y de sus colegas debido a que para correr utiliza su indumentaria tradicional y huaraches. Los atuendos de la corredora, contrastan con la parafernalia mediática y tecnológica de las carreras, así como con la ropa deportiva del resto de los participantes. 

Todos sus atuendos son confeccionados por ella misma desde los doce años, cuando su madre la enseñó a coser.

La rutina de entrenamiento de Lorena, que no se parece en nada a las rutinas profesionales, también es motivo de debate, ya que para ella solo se resume en un “subir y bajar la montaña”. 

Entre los miembros de su comunidad, habitantes de las sierra de Chihuahuacorrer tiene un sentido ritual y es una parte fundamental se cultura. 

Lorena en Vogue México

Lorena Ramírez, se convirtió en la portada especial de Vogue México como parte del vigésimo aniversario de la revista.

La edición especial es un tributo a México cuyo objetivo es compartir las historias de las mujeres que son “las verdaderas líderes de nuestros tiempos”, afirmó Karla Martínez, directora editorial de Vogue México y Latinoamérica.

En el número especial también figuran la bailarina Elisa Carrillo y la actriz Irene Azuela, además de Frida Escobedo, Graciela Ángeles, Gabriela Cámara y Abigail Mendoza, entre otras.

“Me gusta ser una mujer rarámuri, me gusta tener esta cultura, estas tierras que estoy pisando, donde he crecido, es un lugar muy bello. Tenemos de todo, tenemos árboles, tenemos muchas cosas aquí en el estado de Chihuahua. Me siento muy feliz de lo que tengo”, dijo María Lorena Ramírez a Vogue.

El documental: Lorena, la de pies ligeros

El documental “Lorena, la de pies ligeros”, fue recientemente estrenado en Netflix. La pieza, dirigida porJuan Carlos Rulfo y producida por Gael García, sumerge al espectador en la apacible cotidianidad de Lorena Ramírez

Hablado casi totalmente en rarámuri, por la voz de la misma Lorena, aprendemos un poco sobre lo que pasa por su cabeza como corredora, pero también como mujer que busca cariñosamente tejer un balance entre la vida de competencias y su vida en el campo. 

 Lorena, entiende español, pero no lo habla, por lo que su hermano mayor funge como traductor. Como él mismo lo explica durante el documental, la corredora no tuvo la oportunidad de ir a la escuela. Debido a que acceder a la educación representa un lujo para la familia, tan solo para llegar a la escuela más cercana hay que caminar 5 horas, la actividad fue reservada para los hijos hombres, mientras que las mujeres se concentraron a en las labores domésticas y el cuidado de los animales. 

A lo largo del documental Lorena se muestra como una mujer perfectamente serena, parsimoniosa y digna. 

Cuando su hermano le pregunta: “Cuando corres ¿lo haces en serio?” “Pues sí… “responde. Pues sí.