Nereida Araujo tomó el vuelo 868 de American Airlines en Florida este miércoles rumbo a Pensilvania. 

La joven de origen hispano, tenía 38 semanas de embarazo. De acuerdo con sus declaraciones, tanto sus médicos como la aerolínea le dieron permiso para viajar.

Hacía el final del vuelo, que dura una hora y media, Araujo sintió un dolor punzante en la parte baja de la espalda y posteriormente experimentó la rotura del saco amniótico. 

Hacía el final del vuelo, Araujo sintió un dolor punzante en la parte baja de la espalda

“Sentí el líquido y desperté a mi esposo”, contó Araujo, quien poco después se convertiría en la madre de una niña a la que dieron un nombre acorde con su nacimiento: Lizyana Sky Taylor.

“Baby Sky decidió llegar al mundo en un avión. Mami lo manejó muy bien. Gracias a todos los que nos ayudaron con amor y cuidado”, escribió Araujo en su cuenta de Facebook.

Wasn’t Ready To Share Her Picture But Baby Sky Got Fans So Were Is Some Pictures.. 🥰 Happy Thanksgiving From The Taylor Family 💌 Picture Mail 😛 Juiceman Taylor Michael Taylor

Posted by Neddy Araujo on Friday, November 29, 2019

Crystal Byrd, portavoz de American Airlines, dijo a Usa Today que al aterrizar la aerolínea solicitó la presencia del personal médico. 

“Los paramédicos, junto con el Departamento de Bomberos de Charlotte, ayudaron en el parto de una niña sana en el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas, en medio de la pista, dijo a Usa Today Grace Nelson, portavoz de la Agencia EMS de Mecklenburg, que atiende las emergencias.

“Estamos felices (¡y agradecidos, por supuesto!) de ser parte de la historia de esta familia”, agregó Nelson.

Aunque el nacimiento de la pequeña Sky es sin duda un hecho excepcional, no es la primera en venir al mundo en un avión. Más de 50 casos aparecen registrados en el mundo como “skyborns”, o “nacidos en el cielo” y de forma general han tenido un final feliz.

Podría interesarte:

Nueva Jersey: Avioneta se cae y explota en un vecindario e incendia dos casas

El gran misterio en torno a bebés alterados genéticamente

- Advertisement -