lunes, julio 4, 2022

Atacantes de mercado judío en Jersey City pertenecían presuntamente a secta de los Hebreos Negros Israelitas

El hombre y la mujer que abrieron fuego esta semana en un mercado judío de Nueva Jersey al parecer eran miembros de los Hebreos Negros Israelitas, una secta marginal cuyos miembros suelen lanzar diatribas contra judíos; y uno de ellos había colocado mensajes antisemitas en internet, informaron los investigadores.

El FBI registró el miércoles las oficinas en Harlem de la Iglesia Israelita de Dios en Jesucristo, el nombre formal de los Hebreos Negros, dijo una fuente oficial que pidió no ser identificada.

«Las razones, la motivación, la ideología del grupo, eso es lo que estamos investigando», declaró el miércoles el fiscal general de Nueva Jersey, Gurbir Grewal, añadiendo que las autoridades están investigando la posibilidad de que otras personas hayan estado involucradas.

Crimen de odio antisemita

Otros funcionarios han opinado que el ataque claramente fue un crimen de odio antisemita. El alcalde de Jersey City Steve Fulop declaró que las imágenes de video muestran que los individuos tenían en la mira al mercado judío, ya que condujeron su camioneta alquilada lentamente hasta llegar al local, se bajaron lentamente y abrieron fuego allí.

Los atacantes fueron identificados como David N. Anderson, de 47 años, y Francine Graham, de 50. Son también sospechosos de la muerte de un taxista cuyo cuerpo fue hallado en el baúl de un automóvil en el poblado cercano de Bayonne.

Anderson utilizó un fusil en el ataque contra el mercado judío. El fiscal estatal no confirmó si Graham también portaba un arma al ir detrás de Anderson hacia el mercado, dentro del cual la policía halló varias armas.

Las víctimas mortales eran Mindel Ferencz, de 31 años y quien junto con su esposo era propietaria de la tienda; Moshe Deutsch, de 24 y aprendiz de rabino que estaba allí de compras, y Douglas Miguel Rodríguez, de 49 y quien era empleado de la tienda.

La noche del miércoles, miembros de la comunidad judía ultraortodoxa se congregaron para los funerales de Ferencz y Deutsch. Miles de personas, en su mayoría hombres, siguieron el féretro de Ferencz por las calles de Brooklyn, abrazándose y llorando.

La violencia en Jersey City _una ciudad de 270.000 habitantes al otro lado del Río Hudson cercana a Nueva York_ comenzó en un cementerio donde el detective Joseph Seals, miembro de una unidad a cargo de confiscar armas ilegales, fue acribillado por los agresores, según autoridades. Los delincuentes entonces manejaron la camioneta aproximadamente un kilómetro, hasta llegar al mercado judío.

La batalla contra los policías llenó las calles de Jersey City con el estruendo de las armas automáticas a medida que agentes del escuadrón táctico SWAT de la policía se aglomeraban en el lugar. Durante el incidente la policía usó un vehículo blindado para entrar a la tienda por la fuerza.

Te recomendamos

- Advertisment -

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,198SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -