A pesar de que la Navidad, significa para muchos el nacimiento de Jesucrito, este festejo tiene su origen en celebraciones paganas más antiguas y el Dios Sol. 

Sin embargo; de acuerdo con el periódico El País, en ciertos países la Navidad se relaciona con seres oscuros y malignos como los demonios Krampus, de los Alpes.

Los Krampus pertenecen a una antigua tradición pagana germánica que se extendió por toda la geografía alpina.

De acuerdo con esta tradición, estos demonios de largos cuernos y piel de carnero merodean las calles de Austria a principios y mediados de diciembre en búsqueda de víctimas para aterrorizar.

Los Krampus arrastran cadenas oxidadas, tañen cencerros, portan antorchan y van armados con ramas de abedul con las que azotan las piernas y el trasero de niños traviesos y adultos revoltosos. 

En su origen, lo pobladores alpinos de lo que hoy en día es Baviera, se vestían con pieles y huesos de animales y teñían sus caras con carbón a finales de otoño, reuniéndose en torno a hogueras en un intento de asustar a los demonios de invierno.

La costumbre fue perseguida por la Iglesia Católica, hasta que en el S.XVII la figura de los Krampus se asoció con la de San Nicolás como líder de estos demonios, y así se cristianizó la tradición.

Los Krampus pertenecen a una antigua tradición pagana germánica

En la versión cristiana de los Krampus, los monstruos recorren la ciudad en pequeños grupos y su líder es San Nicolás, la figura que inspira a Santa Claus o a Papá Noel, quien reparte mandarinas y frutos secos, mientras que los Krampus se encargan de castigar a los niños que se portan mal. 

View this post on Instagram

His wrath is steeped in ancient tradition. #KrampusMovie

A post shared by Krampus (@krampusfilm) on

Posteriormente, esta práctica fue perseguida nuevamente por el régimen austrofacista de Engelbert Dollfuss. 

Actualmente algunos de los rituales asociados al los Krampus son considerados como Patrimonio Culturar no Material por la UNESCO.

View this post on Instagram

#stubaier #tuifl

A post shared by krampus (@krampus_masken) on

Figuras similares a los Krampus, con distintos nombres, se encuentran en Alemania, Suiza, Italia, Eslovenia o República Checa.

Podría interesarte:

¿Árboles de Navidad alternativos? Aquí 10 ideas

Postres de Navidad: Trufas de chocolate con avellana

¡Lo querrás todo!: Kylie Cosmetics lanza colección especial para Navidad 2019

- Advertisement -