¡Te presentamos cinco datos curiosos sobre la Navidad!

¿Cuál es el origen de la Navidad?

Los historiadores creen que la Navidad tiene sus raíces en festivales paganos. Debido a que la iglesia católica estaba en contra de estas celebraciones, decidió declarar el 24 de diciembre como la fecha de nacimiento de Cristo, para suplantar las creencias y festividades paganas. 

¿A qué velocidad viaja Santa Claus?

Si Santa Claus tiene que recorrer un total de 510 millones de kilómetros cada Nochebuena, debería viajar a 10,703,437.5km/hr para completar su recorrido antes del amanecer. Esto asumiendo que nunca se detuviera durante toda la noche y arrojara los regalos desde el trineo. 

Los renos de Santa Claus son hembras

En todas las imágenes del trineo de Santa Claus, vemos a renos con cuernos. Los renos macho mudan de cuernos en el invierno, por lo que es probable que los animales que ayudan a Santa sean hembras. Aunque sabemos que la historia de Rodolfo el reno es ficticia, es verdad que algunos renos sí tienen la nariz roja. Este efecto se produce debido a los vasos sanguíneos que regulan la temperatura en sus cuerpos.

¿Por qué estamos tristes en Navidad?

De acuerdo con un análisis de varios perfiles de Facebook, las dos semanas previas a Navidad son una de las épocas en las que se producen más rompimientos de parejas. Sin embargo, si tu relación sobrevive a esa quincena, es probable que estés a salvo, ya que el Día de Navidad es el día del año en el que menos parejas terminan.

También podrías padecer trastorno afectivo estacional, un trastorno muy común que ocurre durante las bajas temperaturas. Se caracteriza por varios síntomas que incluyen el sueño excesivo crónico y los antojos extremos de carbohidratos que llevan al aumento de peso.

Hay teorías que señalan a la evolución como la culpable de estos episodios depresivos, mientras que otros aseveran que el mal clima provoca cambios químicos en nuestro cuerpo. 

¿Por qué nos alegramos en Navidad?

Científicos descubrieron que hay una “red de espíritu navideño” en el cerebro humano que activa varias áreas corticales. Las secciones estimuladas se han asociado con la espiritualidad y el reconocimiento de emociones faciales.

Los colores y luces brillantes incrementan nuestros niveles de energía y aumentan la felicidad. Además, hay un factor de nostalgia importante que nos hace sentir mejor en esta época, lo que provoca un aumento en la dopamina, la hormona de la felicidad.

Podría interesarte:

Demonios Krampus: El origen oscuro de la Navidad

¿Árboles de Navidad alternativos? Aquí diez ideas

Los mejores platillos para una Navidad vegana ¡y latina!

- Advertisement -