Tres pumas fueron descubiertos el lunes devorando restos humanos a escasos metros del sendero de Cañón de Pima, ubicado a poco menos de 20 kilómetros de la ciudad de Tucson, en Arizona, es uno de los más visitados por los turistas de la región. 

Si bien no se sospecha que los pumas mataron a la víctima, los funcionarios estatales decidieron sacrificarlos debido a que consideraron que “era demasiado peligroso” dejarlos vivir.

Una vez que el hallazgo fue reportado, agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Pima retiraron lo que quedaba del cadáver. Este jueves se realizará una autopsia para determinar cómo murió la persona, cuya identidad es una incógnita.

Sacrificaron a los animales para garantizar la seguridad de los excursionistas

De acuerdo con declaraciones recogidas por la cadena KOLD News 13Mark Hart, del Departamento de Caza y Pesca de Arizona, contó el miércoles que personal especializado sacrificó a los tres pumas del Cañón de Pima durante la noche. Eran una hembra adulta y dos machos más jóvenes, de más de 45 kilos cada uno. 

Raúl Vega, supervisor regional del Departamento de Caza y Pesca, explicó que mataron a los animales salvajes para garantizar la seguridad de los excursionistas y los residentes de la zona. “Fueron descubiertos a 50 metros del popular sendero para caminatas y a la vista de las casas, y no mostraban temor de responder a los oficiales”. “Es un indicador de que en el futuro es probable que ataquen, así que nuestra decisión fue sacar a esos pumas del área”, señaló Hart.

El área que rodea al sendero estuvo cerrada hasta el miércoles. 

Podría interesarte:

Asesinan a padre e hija accidentalmente al confundirlos con siervos en Carolina del Sur

Con las manos en la masa: Autoridades de Indonesia detienen a dos traficantes de animales con cachorros de león y de leopardo

- Advertisement -