“Nuestros misiles son grandes, poderosos y certeros”: Trump da mensaje tras ataque de Irán en respuesta a asesinato de Soleimani

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hace una declaración sobre Irán flanqueado por el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, el vicepresidente Mike Pence y líderes militares en el Gran Vestíbulo de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 8 de enero de 2020. Imagen, Reuters.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, hace una declaración sobre Irán flanqueado por el secretario de Defensa de los Estados Unidos, Mark Esper, el vicepresidente Mike Pence y líderes militares en el Gran Vestíbulo de la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 8 de enero de 2020. Imagen, Reuters.

La mañana de este miércoles, el presidente Trump dio un mensaje al país luego de que misiles iraníes golpearan dos bases en donde se encontraban soldados estadounidenses.

“Nuestros misiles son grandes, poderosos y certeros… No queremos usarlos”, advirtió Trump a Irán.

Añadió que “Irán debe abandonar sus ambiciones nucleares y dejar de apoyar el terrorismo”.

El presidente también aprovecho su mensaje para asegurar que “las manos de Soleimani estaban embarradas de sangre iraní y estadounidense”, y que “debió haber sido eliminado hace tiempo”.

Con referencia al impacto de misiles en bases militares estadounidenses, Trump aseguró que «ningún estadounidense fue dañado» y que tampoco hubo bajas iraquíes.

Trump asegura que Irán parece haber cedido

Trump declaró que Irán “parece haber cedido” tras atacar con misiles una base en Irak usada por tropas de Estados Unidos.

Los ataques iraníes fueron en represalia por el asesinato de un encumbrado general iraní por un bombardeo con dron estadounidense en Bagdad.

En la alocución televisada desde la Casa Blanca, Trump parecía decidido a desescalar la crisis, indicando que no tomaría represalias militares por los ataques. En cambio, dijo que Estados Unidos aplicaría de inmediato nuevas sanciones económicas «hasta que Irán cambie su comportamiento». El ataque iraní del martes fue el asalto más directo contra un objetivo estadounidense desde la toma de la embajada en Teherán en 1979.

El ataque se produjo días después de que Trump autorizó el asesinato del general Qassem Soleimani. Irán prometió que tomaría represalias, lo que acercó a ambos bandos al borde de la guerra.

Trump acreditó un sistema de alerta temprana “que funcionó muy bien” al hecho de que ningún estadounidense o iraquí murió. Agregó que los estadounidenses deberían estar “extremadamente agradecidos y contentos” con el resultado.

Reiteró su posición de que “a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear» y pidió nuevas negociaciones nucleares para reemplazar el acuerdo nuclear de 2015 del cual retiró a Estados Unidos.

Trump también anunció que pedirá a la OTAN involucrarse «mucho más en el proceso de Medio Oriente».

Te recomendamos:

Irán dispara misiles contra base con militares estadounidenses en Irak

Pakistán envía ministro de relaciones exteriores a Irán y EEUU para tratar de mediar

- Advertisement -