Americana es el nombre de la novela más reciente de Pedro Medina León, escritor nacido en Perú y que encontró en Miami, sin estar plenamente convencido de ello, el lugar para abrirse camino en las letras. 

Precedida por Marginal y Varsovia, esta es la tercera parte de la trilogía, y en ella Medina León entrega una historia que muestra el Miami real, el de impredecibles callejones nocturnos para retratar los aristas menos explorados, “destapa el Miami que generalmente no se conoce, que no se muestra en las postales turísticas sobre la ciudad que se vende con una imagen muy linda y dulce, pero es, en realidad, muy dura”

Americana se acuna en el género denominado, por el autor mismo, como la larga tradición literaria de Miami con nombre y apellido: el noir tropical, “una especie de subgénero del noir que no busca ser la típica novela policial, sino un reclamo, una protesta social para explorar el lado más oscuro y los bajos fondos”.

“Llegué a Miami en 2002 y con los años me enganché mucho de la ciudad. Publiqué mi primer libro en 2012 con la editorial española Ediciones Oblicuas. Desde ahí, he publicado tres novelas y un libro de ficción, de crónica y ensayo breve llamado Tour: Una Vuelta Por La Cultura Popular de Miami, y ahora Americana”.

El pasado y el presente se hacen uno en Americana

Incluso antes de escribir y plasmar Americana, Pedro Medina León tuvo el descubrimiento de esta narración que se enmaraña entre diversos elementos multiculturales: la desinformación. Al conjugar el pasado y el presente de una ciudad que se antoja bipolar, este es el elemento que, según el autor, une a la sociedad de aquella época con la actual. 

Americana está narrada a dos tiempos: por un lado la historia real que se desarrolla en 1958 y habla sobre la célula de revolucionarios cubanos que ayudó a financiar la revolución de Fidel Castro, antes de tomar el poder; y por otro, el tiempo actual.

“El tema de 1958 es algo de lo que casi no se habla aquí. No necesariamente porque la comunidad cubana se sienta incómoda con el tema, simplemente por desinformación y falta de interés por conocer la historia de este lugar. No te digo que quien vive afuera deba estar familiarizado, pues no tiene porqué, pero no estaría mal que aquel que la convirtió en su casa  conociera un poco. Y lo mismo pasa con la narración del tiempo actual, es claro que mucha gente que vive acá en otros estratos no tiene conocimiento de que existen otras realidades sociales”.

El Comanche, el ex investigador favorito de Miami

El Comanche es un personaje muy básico y elemental, un ex investigador privado que se inmiscuye en los bajos fondos de Miami para revelar turbios negocios; le gusta mucho el trago, la mala vida, vive en hostales y no sabe hacer otra cosa más que investigar y jugar billar; con esto se resuelve la vida, ésta es su forma de vivir y evolucionó bajo la pluma de Pedro paulatinamente conforme avanzó las narraciones de esta trilogía. 

Él era un personaje muy secundario, se le mencionaba, pues tenía por encargo seguir a un joven colombiano que anda en cosas raras. Sin embargo, “cuando estaba a la mitad de Marginal y todo estaba clarísimo, supe que había algo más, este tipo me interesó mucho y fue creciendo en mi mente. Estaba convencido que debía darle un lugar especial y cuando me senté a escribir Varsovia, lo tenía claro en mi cabeza de principio a fin”.

En Varsovia (Florida Book Award 2017),  el Comanche vive en un hostal en Miami Beach y es un desastre, el tipo dejó a la esposa porque quedó embarazada y él no quiere hijos, se fue a vivir con una chica y tras el asesinato de una joven aspirante a actriz en Miami Beach –la Meca de la industria pornográfica– regresa a la investigación. 


En Americana “quise darle un giro, Miami Beach es muy agresiva y violenta, yo no quería hacerlo lindo y decir lo que todo el mundo dice, entonces lo metí a vivir en la Pequeña Habana y trabaja en una empresa de telemarketing porque ya no quiere investigar, aunque termina de nuevo indagando sobre los dueños de la empresa y descubre que, evidentemente, son unos mafiosos que venden productos adulterados y no pagan a los vendedores, se expresan pésimo de los clientes porque son indocumentados y ahí tienes todo el objeto de mis libros: demostrar que en Miami, el peor enemigo de un latino es otro latino”.

La pasión por la escritura

Pedro Medina León se desenvuelve entre las dos caras de la literatura, pues además es creador del portal cultural Suburbano.net y día con día enfrenta el reto de dar valor a las letras en una sociedad que vive a prisa en el mundo digital y ha dejado de lado los libros.

“Cada vez es más difícil ganar lectores y, saliendo de mi papel de escritor, como editor lo que busco es darle otro enfoque a los libros al reinventar la forma en que ‘antojamos’ de manera visual cada historia a la audiencia”.

Hacia el futuro

El cariño de la audiencia por el Comanche se plasmará en un libro que verá la luz en un futuro próximo y contará su vida aún en la Pequeña Habana, cuando se inmiscuya en temas delicados como el tráfico y contrabando de cubanos. “Tampoco tengo un fin social en los libros, pero me gusta narrar o contar desde la ficción lados bastante desagradables de la sociedad en la que vivimos”.

Americana (Sudaquia, 2019) está disponible vía Amazon para todo aquel deseoso de conocer las entrañas una ciudad tan glamurosa como marginal, tan encantadora y visceral a través de la perspectiva de Pedro Medina León.

- Advertisement -