Escrito para The Conversation por David Mednicoff, de la Universidad de Massachusetts Amherst. Traducido por Diego Torres Rodríguez.

El ataque de misiles sobre la base estadounidense en Irak como represalia por el asesinato del general Qassem Soleimani cometido por el Gobierno de Trump ha incrementado dramáticamente las tensiones globales.

Docenas de preguntas han revoloteado alrededor de los eventos. Más allá de la política, el especialista en ley internacional y Medio Oriente David Mednicoff de la Universidad de Massachusetts Amherst habló sobre cinco puntos clave sobre el estatus legal de esos ataques y el conflicto en general.

¿Cuál es el rol que juega la ley internacional en este conflicto?

Estados Unidos y otros países prominentes establecieron el sistema contemporáneo de la ley internacional después de la Segunda Guerra Mundial con tres amplios objetivos.

Primero, y principalmente, la ley debe minimizar la guerra mundial.

Segundo, las únicas justificaciones en la ley internacional para que los países hagan guerra son que sea en obvia defensa propia y una seguridad colectiva autorizada por las Naciones Unidas.

Tres, el sistema legal internacional espera que los gobiernos persigan sus propios intereses específicos, pero que sean consistentes con los dos primeros objetivos de paz mundial y cooperación.

La ley internacional ha fomentado procedimientos predecibles para la conducta de asuntos políticos y económicos entre los países.

¿Quién hace cumplir la ley internacional?

La ley internacional está fundada en la idea de que las naciones tienen la autoridad de administrar sus países y que no deben ser coaccionados por un gobierno global. Esto significa que el cumplimiento depende en gran parte de que los gobiernos acepten la importancia de obedecerla.

Tal aceptación pasa en general debido a que los países, como las personas, tienen distintos incentivos de obedecer la ley. Está el beneficio de ser conocido como confiable en las obligaciones generales. La mayoría de las veces, la ley internacional está hecha a partir de tratados que los países negocias y firman. Siguen estos tratados porque les parecen útiles. Los países se acostumbran e internalizan un poco de la ley internacional.

Finalmente, las organizaciones internacionales tienen muchas ramas burocráticas que utilizan para aplicar presión y resolver disputas alrededor de la ley internacional. La relativamente nueva Corte Penal Internacional puede detener, imputar y sancionar a líderes que hayan cometido ciertos crímenes graves.

Dado su poder, Estados Unidos se ha atrevido a incumplir partes de la ley internacional. Tales violaciones han sido tomadas en cuenta y tienen efectos.

Graves huecos en la ley internacional contribuyen al comportamiento errático y destructivo entre las naciones mientras las normas del buen comportamiento se degradan. La influencia creciente de los sistemas políticos antidemócraticos a través del mundo son, parcialmente, el resultado de que Estados Unidos, la democracia más poderosa, se retire abiertamente de sus ideales.

A pesar de todo, el reto de mantener la ley internacional es consistente con países con Irán, que trabaja en contra de las prioridades de Estados Unidos en el Medio Oriente y ha amenazado a estadounidenses.

¿El ataque de Estados Unidos que mató a Soleimani violó la ley internacional?

Probablemente lo hizo. Que Estados Unidos haya matado a un funcionario gubernamental sin un ataque grave o una clara amenaza a su autonomía básica es un acto ilegal de guerra.

Un problema adicional fue haberlo hecho en territorio iraquí sin un consentimiento aparente. La actividad de Estados Unidos dentro de Irak depende en seguir tratados específicos entre los dos países, los cuales no le darían a Washington el acceso libre de atacar a un funcionario del Gobierno en suelo iraquí.

Los funcionarios estadounidenses han insinuado que haber matado a Soleimani fue en defensa propia debido a que ayudó a planear, o estaba ayudando a planear, actos fatales contra ciudadanos estadounidenses en el Medio Oriente.

Sin embargo, el uso de fuerza en la ley internacional debe tomar en cuenta los temas sobre la necesidad, inmediatez y proporcionalidad. Hasta ahora, el mundo ha visto poca evidencia de que matar a un miembro del Gobierno iraní era necesario para la defensa nacional de Estados Unidos.

De hecho, la sumisión de Irán y el comportamiento bajo el tratado nuclear del 2015, y la evidencia de la limitada cooperación entre Estados Unidos y Soleimani para combatir a los talibanes y el Estado Islámico que él y su Gobierno, no amenazaron a Estados Unidos fundamentalmente.

¿El ataque iraní a las bases militares estadounidenses en Irak son legales bajo la ley internacional?

La ley internacional sí permite represalias defensivas, lo cual legitimaría los ataques con misiles del 8 de enero contra las bases estadounidenses en Irak, las cuales no mataron a nadie, pero sí dañaron propiedad.

Es muy lógico interpretar que el asesinato de un funcionario iraní por orden de Trump fue un acto de guerra. El principio de defensa personal permite represalias, pero sólo si son proporcionales al ataque original y dirigido contra objetivos militares.

A la luz de la retirada de Estados Unidos del tratado nuclear, que parecía que Irán estaba respetando, y su acto de guerra de asesinar a Soleimani, los moderados ataques de misiles, incluso mínimos, parecen una respuesta justificada.

¿Por qué les debería importar a los estadounidenses si se violó la ley internacional?

Sospecho que una típica respuesta en Estados Unidos es “¿y eso qué?”. Los estadounidenses, incluyendo al presidente, pueden ignorar cuando Estados Unidos actúa en contra de la ley internacional. Sin embargo, la violación de leyes disminuye la confianza de otros países a confiar en Estados Unidos e incrementa el riesgo de que otros países violen las leyes en maneras que puedan dañar a estadounidenses en casa o en el extranjero.

Desde ahora ya hay consecuencias prácticas que se desarrollan por la violación de las leyes internacionales por Trump por usar la fuerza contra otro país. Actos ilegales de guerra pueden encolerizar a un oponente y solidificar su determinación. Los iraníes de todos tipos se han unido para protestar contra el asesinato de Soleimani. La última vez que las calles iraníes vieron este nivel de indignación popular unida contra Estados Unidos ayudó a consolidar la Revolución islámica en 1979. La furia de Irán sobre una posible narrativa de que Estados Unidos atacó a uno de sus líderes ilegalmente puede ayudar a traer una devastadora guerra en gran escala.

En adición, cuando un país viola la ley internacional, otras naciones se molestan. El sistema de ley internacional requiere una confianza y colaboración mutua.

Si, como resultado, otras naciones no quieren cooperar con los esfuerzos de Estados Unidos, digamos en inmigración, comercio o crimen internacional, eso puede dañar los intereses estadounidenses. El discurso de Trump del 8 de enero que buscó relajar el conflicto pudo haber sido causado porque el asesinato ilegal contra Soleimani hizo que los aliados de Estados Unidos no quisieron apoyar a Trump en más confrontaciones.

Algunos en Estados Unidos actúan como si sólo desnudo podría importar en la política exterior. No obstante, el peligro de la política de Estados Unidos en Irán e Irak ilustra algo diferente. La ley, y la legitimidad que conlleva, también cuenta.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

- Advertisement -