El estancamiento respecto al juicio político contra el presidente Donald Trump se agudizó el miércoles después de que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, dijo que “no regateará” con los demócratas mientras la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi exige más detalles y testigos.

[Entérate: Trump enfrentará un juicio político; ¿ahora qué sigue?]

La mayoría de McConnell en el Senado tiene la ventaja que necesitan los republicanos para iniciar el juicio a Trump y absolverlo rápidamente de los cargos, pero la renuencia de Pelosi a pasar los cargos de juicio político ha causado un punto muerto en el proceso.

Pelosi se niega a pasar los cargos al Senado hasta estar de acuerdo con las condiciones del juicio que McConnell se niega a negociar

Lo que comenzó como una demora aparentemente menor en el proceso y los procedimientos, es ahora un riesgoso enfrentamiento entre dos habilidosos líderes que se miden en torno a un inusual juicio político, apenas el tercero en la historia del país.

“El procedimiento en el Senado no se regateará con la Cámara de Representantes”, dijo McConnell, quien más tarde el miércoles se reunió con Trump en la Casa Blanca. “No cederemos nuestra autoridad para llevar a cabo este juicio político. El turno de los demócratas en la Cámara de Representantes ya pasó”.

Han transcurrido tres semanas desde que la cámara baja aprobó el juicio político a Trump por el cargo de abuso de su autoridad presidencial al presionar al nuevo líder de Ucrania a investigar los demócratas, utilizando a su ventaja un fondo de 400 millones de dólares en asistencia militar para el aliado estadounidense que le serviría para hacer frente a las hostilidades rusas en su frontera. Trump insiste en que no hizo nada malo, pero su insubordinación a la investigación de la Cámara de Representantes derivó en un cargo adicional de obstrucción al Congreso.

Senadores de ambos partidos están ansiosos por servir de jurado en el enjuiciamiento a Trump. El proceso se llevará a cabo en el Senado, donde los republicanos tienen una ligera mayoría.

Pero incluso mientras McConnell hablaba desde el pleno del Senado, Pelosi no daba indicios de tener disposición de aceptar sus condiciones. En una reunión a puerta cerrada con la bancada demócrata de la cámara baja, Pelosi habló sobre la crisis en Medio Oriente, en donde Irán lanzó misiles balísticos contra bases iraquíes en las que había tropas estadounidenses estacionadas, según la versión de varios legisladores que estuvieron presentes.

[Te puede interesar: “Nuestros misiles son grandes, poderosos y certeros”: Trump da mensaje tras ataque de Irán]

La cronología del juicio político está complicando el calendario político, y ahora se prevé que el proceso coincida con las primarias presidenciales. Varios senadores demócratas aspiran a la nominación de su partido.

Ve también:

Casa Blanca bloqueó ayuda a Ucrania tan sólo minutos después de la llamada de Trump con Zelensky

Trump enfrentará un juicio político; ¿ahora qué sigue?

Un día antes de votación sobre “impeachment”, Trump manda furiosa carta a Pelosi

- Advertisement -