El campamento iraquí Taji, al norte de Bagdad, fue blanco el martes de cohetes Katyusha, sin que se reportaran víctimas, aseguró un comunicado del Ejército de Irak.

Ningún grupo se adjudicó hasta el momento la responsabilidad del ataque.

El domingo, cuatro personas resultaron heridas después de que ocho misiles Katyusha impactaron la base aérea Balad, en la que hay personal estadounidense, localizada a unos 80 kilómetros al norte de Bagdad, dijo el Ejército iraquí en un comunicado.

Fuentes militares identificaron a los heridos como soldados iraquíes.

Noticia en desarrollo

- Advertisement -