La policía de Perú dijo el martes que deportará a cinco turistas de Argentina, Chile, Brasil y Francia tras su participación en actos que dañaron una roca de un muro inca de la ciudadela de Machu Picchu, en Cusco, considerada como una de las nuevas maravillas del mundo.

Otro ciudadano argentino enfrentará un proceso judicial por la presunta comisión de delito de destrucción de bienes culturales, tras aceptar ser “autor directo del atentado”, señaló la policía.

Aún no se determina la sanción que les otorgarán

Algunos de los rostros de los detenidos por ingresar de manera irregular a la ciudadela de Machu Picchu y causar estragos en la zona. Imágenes: YouTube

“En estos momentos están sometidos a las autoridades migratorias y al poder judicial quienes van a determinar cuál es la sanción que se va a imponer”, declaró el general Víctor Patiño, jefe de la VII Macro Región Policial Cusco, a la prensa.

La policía informó que los seis turistas fueron detenidos por ingresar de manera irregular a la ciudadela de Machu Picchu y ocasionar presuntamente la caída de una roca del Templo del Sol desde una altura de seis metros. Además, uno de ellos defecó en un área de las ruinas prehispánicas.

Machu Picchu es una ciudadela de piedras construida hace unos 500 años por el Imperio Inca que dominó esta parte del continente desde el sur de Colombia y Ecuador hasta la zona central de Chile.

Te puede interesar:

Islas paradisíacas que esconden macabras historias

Indignante: Tiburón blanco muere desangrado en jaula de turistas en México; nadie hizo nada

Las Vegas: Aparecen palomas con sombrerito vaquero

- Advertisement -