La cifra de homicidios en México subió a 35,588 en 2019, la mayor cantidad de la que se tenga registro, pero la tasa anual de aumento de asesinatos se ha desacelerado, según cifras oficiales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que el crimen y la violencia son sus principales desafíos, pero el martes dijo que la corrupción es el principal problema del país.

AMLO asegura que la corrupción es el principal problema del país

López Obrador aseguró que los delincuentes de cuello blanco han hecho más daño a México que los cárteles del narcotráfico, los cuales son responsables de muchos de los homicidios.

“Es que le estamos dando casi el mismo peso a (el combate a) la delincuencia de cuello blanco que a la delincuencia organizada”, dijo López Obrador.

“Yo sostengo que el daño mayor a México lo han hecho los delincuentes de cuello blanco”, declaró, añadiendo que fue una distracción enfocarse en capos como Joaquín “El Chapo” Guzmán como lo hicieron los gobiernos anteriores, debido a que Guzmán robó menos que los empresarios y políticos corruptos.

“Era una forma de desviar la atención frente al saqueo que se estaba llevando a cabo”, dijo el mandatario.

Otros han señalado que, aunque está bien que el gobierno combata los delitos de cuello blanco, las autoridades también deberían hacer frente a los crímenes violentos.

Hubo 933 homicidios más en México en 2019 que en 2018, pero ese aumento del 2.7% estuvo muy por debajo del crecimiento de dos dígitos en asesinatos registrados entre 2015 y 2018. En esos años, los homicidios crecieron a tasas anuales de 27%, 28% y 17%, respectivamente.

[Entérate: Durante los últimos meses se han encontrado 873 fosas clandestinas en México]

Aunque no es claro qué porcentaje de homicidios está relacionados con la violencia de los cárteles de drogas, el hecho de que esos grupos delictivos se han expandido a la extorsión y los secuestros los vuelve la principal fuente de violencia en México.

“Sí, combatan todo lo que quieran al lavado del dinero, pero si no hay presencia territorial del Estado en buena parte del territorio, ¿cómo vamos a salir?”, preguntó el analista de seguridad Alejandro Hope.

Hope se refería al reciente ataque en una localidad del estado de Chihuahua —limítrofe con Estados Unidos— en donde una caravana de unos 50 vehículos con 150 sicarios, quemaron casas y secuestraron a los residentes.

“Circularon por carreteras y caminos sin que nadie les impidiera el paso”, dijo Hope. “Combaten el lavado de dinero todo lo que quieren, pero eso no va a impedir esto. No va a impedir que haya caravanas de 150 sicarios armados hasta los dientes”.

El panorama de violencia en 2019 fue desigual a nivel nacional

Algunos estados que previamente registraban vertiginosos niveles de violencia se calmaron un poco. Tal fue el caso de Baja California, en la frontera con Estados Unidos; Quintana Roo, en el Caribe Mexicano; y Guerrero, en el sur del país.

Pero los homicidios se incrementaron marcadamente en otros estados del país, como Sonora, también en la frontera norte, donde los asesinatos aumentaron un 57% respecto a 2018. Los homicidios subieron un 15% en Chihuahua y 11% en Jalisco, en el occidente de México.

Ve también:

¿Qué incluye la nueva mega reforma judicial que propone el Gobierno de AMLO?

Familia Lebarón realizará funerales este jueves bajo fuertes medidas de seguridad

EEUU y México acuerdan programa binacional para reducir tráfico de armas y drogas

- Advertisement -