Este martes se llevó a cabo el séptimo debate democrático de este ciclo electoral en EEUU. Durante la tarde del martes se enfrentaron los candidatos Elizabeth Warren, Pete Buttigieg, Amy Klobuhar, Joe Biden, Bernie Sanders y Tom Steyer.

A pesar de que se discutió una amplia variedad de temas relacionados con la economía, lo programas de salud, y el conflicto con Medio Oriente, la pregunta ¿Puede una mujer ser presidenta? atrajo más atención que otros puntos de la agenda.

[Entérate: Finlandia, a la vanguardia del empoderamiento de las mujeres]

Esta interrogante ya se había hecho popular cuando Hillary Clinton se postuló a la presidencia, en las elecciones pasadas. Durante el transcurso de su campaña, dudar de sus habilidades en función de su sexo, se convirtió en un tema para sus oponentes; específicamente para Donald Trump, quien declaró que, si Clinton asumiera el cargo, no sería capaz de regular sus emociones.

View this post on Instagram

Fear doesn't win. Courage, vision, and hope win.

A post shared by Elizabeth Warren (@elizabethwarren) on

La conversación resurgió durante el debate del martes. Al ser interrogada al respecto, Warren declaró que: “Se ha planteado la cuestión de si una mujer puede o no ser presidenta y es hora de que la abordemos de frente”, “¿Puede una mujer vencer a Donald Trump? Mira a los hombres en este escenario. Colectivamente, han perdido 10 elecciones. Las únicas personas en este escenario que han ganado todas las elecciones en las que han estado somos las mujeres: Amy y yo“.

Luego del debate Warren ha recibido cientos de comentarios sexistas en línea

La actual senadora de Massachusetts agregó que “El peligro real que enfrentamos, como demócratas es elegir un candidato que no pueda unir a nuestro partido”, y añadió que lo que realmente debe sopesarse es que candidatos tienen la capacidad de unir al partido democrático y obtener el apoyo de estados decisivos como Pensilvania, Michigan, Wisconsin y Florida.

Luego del debate, comenzaron a circular en Twitter hashtags contra Warren como #NeverWarren y #WarrenIsASnake. Habíamos visto hashtags como estos cuando Hillary Clinton se postuló a la presidencia en 2016. En 2020 tweets de este carácter continúan alimentando los ideales misóginos y siguen polarizando al partido democrático en su conjunto.

[Entérate: “No te disculpes”: El consejo de la feminista Chimamanda Ngozi Adichie para las mujeres jóvenes]

 Si bien en línea abundan los comentarios anti Warren han surgido otros hashtags, que han comenzado a superar las publicaciones sexistas, como #BelieveWomen, que ha hecho énfasis en la necesidad de confiar en las mujeres cuando denuncian casos de sexismo, y #BlueNoMatterWho, que defiende la idea de votar por el candidato más capaz, independientemente de que sea mujer.

La pregunta de si una mujer puede o no ser presidenta seguirá siendo un tema de interés, hasta el día en que una mujer sea elegida para el cargo. Mientras tanto será necesario que continuemos preguntando, con la certeza de que la respuesta es: claro que puede.

Podría interesarte:

Decenas de mujeres cantan ”Un violador en tu camino” frente a juzgado de Harvey Weinstein

Seis documentales feministas que no te puedes perder en 2020

Las feministas más influyentes de la última década

- Advertisement -