La peor crisis de salud de los últimos años en China ha generado temor e incertidumbre en empresas de Norteamérica y Asia por igual que dependen del comercio en la región afectada.

Los expertos dicen que es demasiado pronto para saber qué tanto afectará la crisis, pero ya tiene un impacto.

McDonald’s cerró restaurantes en cinco ciudades chinas, entre ellas Wuhan, donde está centrada la crisis. Disneyland Shanghái cerró temporalmente como precaución. La demanda del petróleo y combustible de avión corre el riesgo de debilitarse por las restricciones de viaje y temores de volar a la región justo cuando empieza el Año Nuevo Lunar en China.

Como muestra del extenso alcance económico de China, incluso las compañías especializadas en Estados Unidos han comenzado a sentirse asfixiadas. En Houston, la tienda de pelucas Rockstar Wigs está preocupada de que las demoras en la producción de China retrasen los pedidos. La empresa de atención a adultos mayores, Home Instead Health Care, con sede en Omaha, Nebraska, dejó de enviar a cuidadores a las casas de clientes en Wuhan.

Hasta ahora, se han confirmado 830 casos del virus y 26 muertes. Wuhan y otras 12 ciudades chinas están selladas, aislando a una población total de más de 36 millones de personas.

Los crecientes temores por el virus sacudieron los mercados financieros el viernes. El índice S&P 500 tuvo su peor día desde principios de octubre al cerrar con una caída de 0.9%. Las acciones de aerolíneas y otras compañías relacionadas con los viajes y el turismo, que serían algunas de las más afectadas si la crisis empeora, cayeron pronunciadamente.

Por lo menos hasta ahora, el virus parece ser menos mortal que el brote del SARS en 2003 que mató a cientos de personas, aunque es muy pronto para asegurarlo. Y Beijing parece comunicar más los riesgos de salud en este momento, dejando menos lugar para que surja el pánico a causa de los rumores.

Wuhan es un importante motor de China: aislar la región podría devastar la producción

“Las autoridades comparten más información”, dijo Kent Keld, socio de la consultora Control Risks responsable de la Gran China. “Se están poniendo al frente”.

Además, como el brote coincide con la fiesta del Año Nuevo Lunar, muchos comercios están cerrados, ya que decenas de millones de trabajadores migrantes salen de las grandes ciudades a sus pueblos en zonas rurales.

Aun así, Wuhan es un importante motor de China. Aislar la región podría devastar la producción de automóviles, aviación, mecánica de alta tecnología y manufactura eléctrica, dijo Ahmed Rahman, economista en la Universidad Lehigh.

“Su rol central de facilitar el intercambio entre el interior de China y el resto del planeta no puede sobrestimarse”, dijo Rahman. “Se puede decir que, de todas las regiones de China, cerrar Wuhan podría ser lo más dañino para la economía global”.

El turismo también podría verse afectado por los muchos vuelos de la región a Bangkok y Tokio.

Muchos comercios pasan apuros para contener el daño potencial.

McDonald’s dijo que cerró todos sus restaurantes en cinco ciudades en la provincia Hubei –Wuhan, Ezhou, Huanggang, Qianjiang y Xiantao— hasta nuevo aviso. Sigue con sus operaciones en donde sí opera el transporte público en otras ciudades de Hubei.

El gigante de la comida rápida también toma la temperatura de todos los empleados cuando llegan al trabajo y envía a cualquiera con fiebre o síntomas de gripa a casa. Los repartidores están obligados a usar mascarillas. McDonald’s también desinfecta con más frecuencia superficies de alto contacto en sus restaurantes chinos, como mesas, sillas, manijas y quioscos de pedidos automáticos.

Ford, General Motors y Fiat Chrysler han restringido vuelos a Wuhan y otras partes de China

El Shanghái Disney Resort anunció el viernes que cerrará temporalmente Disneyland Shanghái “en repuesta a la prevención y control del brote de enfermedad, y para garantizar la salud y seguridad de nuestras visitas”.

Ford, General Motors y Fiat Chrysler han restringido vuelos a Wuhan y otras partes de China afectadas por el virus, aunque la mayoría de las fábricas de autos permanecen cerradas durante el Año Nuevo Lunar y todavía no se han visto afectadas.

Fiat Chrysler prohibió los viajes corporativos a áreas bloqueadas por el gobierno chino por el virus, mientras que GM ha restringido viajes a todo China a menos que sea “crucial para el negocio y aprobado con antelación”, dijo la compañía en un comunicado

Anna Reger, gerenta de operaciones de Rockstar Wigs, dijo que está preocupada de que “esto realmente nos retrase este año”.

Las pelucas de la compañía son cosidas a mano con diseños personalizados y fibras especiales en varias fábricas en China en donde el trabajo está actualmente suspendido.

Las restricciones de viaje y temores a volar a la región podrían afectar la demanda de petróleo, gasolina y combustible de avión. La suspensión de servicios de transportación y cuarentenas implementadas el jueves pueden causar una breve caída en la demanda de petróleo de entre 50,000 y 70,000 barriles por día en la provincia de Hubei, según un análisis de S&P Global Platts.

En comparación, el brote de SARS de 2003 propició una caída de 300,000 barriles de crudo por día en lo álgido de la epidemia.

Podría interesarte:

Francia confirma dos casos de coronavirus, primeros de Europa

OMS: El brote de coronavirus en China no es emergencia global aún

Alerta en aerolíneas internacionales ante propagación del coronavirus

- Advertisement -