El juicio político al presidente Donald Trump pasó el miércoles a la fase de preguntas de los senadores, una importante encrucijada en momentos en que los republicanos admiten carecer de los votos necesarios para obstruir los pedidos de que permitan declaraciones de testigos.

Pese a los reclamos de los abogados del mandatario de que el proceso “cese inmediatamente”, el líder de los republicanos en la cámara alta, Mitch McConnell, admitió en privado a legisladores que no tiene los votos para rechazar los pedidos de los demócratas de que se permita la comparecencia de testigos, luego de las revelaciones hechas en un libro por parte del exasesor en seguridad nacional John Bolton.

Los senadores republicanos están tratando de ver cómo se zafan de la tormenta política causada por el nuevo libro de Bolton, en el que describe acciones que están en el centro del proceso contra el mandatario.

Las ideas están siendo descartadas casi inmediatamente después de que surgen, como por ejemplo un “canje” de testigos con los demócratas, o la emisión de un citatorio para obtener el manuscrito de Bolton.

La posición republicana ante pedidos

La cúpula republicana ha advertido a los senadores que una comparecencia de Bolton complicaría el juicio y generaría dilatadas batallas legales que frustrarían sus intentos de absolver rápidamente al mandatario.

Una importante senadora republicana, Susan Collins, dio impulso a la idea de un canje de testigos el miércoles al declarar que “es importante que haya igualdad, que cada lado pueda llamar a uno o dos testigos”, pero los demócratas desestimaron esa posibilidad, especialmente debido a que los republicanos desean llamar como testigo al hijo de Joe Biden, Hunter.

“Es irrelevante, un intento de desviar la atención”, sentenció el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

En su libro por publicarse, Bolton escribe que Trump le dijo que quería retener la ayuda militar a Ucrania hasta que el gobierno de ese país accediera a investigar al ex vicepresidente Joe Biden, quien se perfila como posible contrincante de Trump en las elecciones de noviembre. Esa aseveración contradice el argumento de la defensa y respalda uno de los artículos acusatorios que sirven de fundamento para el juicio político.

“Creo que Bolton tiene algo que ofrecer”, expresó la senadora republicana Lisa Murkowski.

Trump mostró su desacuerdo vía Twitter el miércoles, quejándose de que Bolton tras dejar el cargo “INMEDIATAMENTE va y escribe un libro necio y lleno de mentiras. Todo es Información de Seguridad Nacional Clasificada”.

La Casa Blanca envió el miércoles una carta al abogado de Bolton quejándose de “la cantidad significativa de información clasificada” en el manuscrito. Bolton y su abogado han insistido en que el libro no tiene nada de información secreta.

Bolton abandonó el cargo en septiembre pasado. Él dice que renunció y Trump dice que fue destituido.

La incertidumbre en torno a la posibilidad de llamar a testigos surge pocos días antes de importantes votaciones en torno al tema.

Debido a que el Senado está dividido en 53 republicanos y 47 demócratas, por lo menos cuatro republicanos tendrían que sumarse a la totalidad de los demócratas para tener los 51 votos requeridos a para llamar a testigos, decidir a cuáles llamar o tomar cualquier otro paso próximo en el proceso. Varios republicanos parecen estar dispuestos a unirse a los demócratas en cuanto a la posibilidad de llamar a testigos.

Un demócrata, el senador Joe Manchin, declaró que no tendría problemas en convocar a Hunter Biden, quien fue parte de la junta directiva de una compañía de gas ucraniana.

Sin embargo, es poco probable que se concrete un “canje” de testigos, ya que la mayoría de los republicanos son renuentes a llamar a Bolton y la mayoría de los demócratas rechazan involucrar más a los Biden en el juicio. Los republicanos denuncian que los Biden son corruptos, pero no ha surgido evidencia alguna de ilegalidad por parte de ellos.

Te recomendamos:

Revelaciones de libro de Bolton contradicen a la defensa de Trump en juicio político

Ken Starr defiende a Trump y se opone a juicio político

- Advertisement -