Cambiar el sistema es beneficioso para las mujeres, pero también para ellos. Los hombres no pueden feministas; sin embargo, sí pueden ser aliados en la lucha.

Estas son algunas maneras en las los hombres pueden ser aliados.

1. Entiende tu privilegio

Ser hombre en un sistema patriarcal es vivir en privilegio; esta frase se escucha demasiado, y causa muchísimo revuelo. No es para menos, “privilegio” suena que han vivido una vida sin sufrimiento, algo que es imposible.

2. Informarte

Comienza a informarte para entender como funcionan los mecanismo de opresión y reproducción de la desigualdad. La información es cada vez más accesible, si no sabes por dónde empezar pide recomendaciones.

[Entérate: “La mujer invisible”: ignoramos las necesidades del 50% de la población]

3.Escucha antes de opinar

Antes de emitir un juicio; procura que tu opinión sea lo más informada posible. Investiga, escucha, y sobre todo busca empatía.

4. No intentes ser líder

El movimiento feminista es un espacio seguro para las mujeres, en donde no se necesita ningún hombre que quiera controlar la lucha.

5. No te calles ante las injusticias 

Muchos se sienten satisfechos por no violentar física, sexualmente o emocionalmente a las mujeres; sin embargo, son testigos silenciosos de cómo sus amigos lo hacen.

Tampoco te quedes callado frente a las bromas machistas, quedarse callado ante una situación así, te convierte en cómplice.

6. No minimices, ni generalices 

Para ti puede ser muy fácil decir no, zafarte de una situación o no sentir miedo por la presión sexual. Ser mujer en este sistema es una historia distinta, y no puedes minimizar los casos desde tu perspectiva.

7. Contagia a tus amigos

Si ya estás informado intenta que tus amigos también aprendan.

Podría interesarte:

¿Puede una mujer ser presidenta?

Feministas emergentes de Corea del Sur rechazan las citas, el matrimonio y la crianza

Seis documentales feministas que no te puedes perder en 2020

- Advertisement -