Esta celebración tiene origen en la Antigua Roma, donde se celebraba la fiesta de Lupercalia en honor al dios de los pastores y sus rebaños. La Lupercalia marcaba el final del invierno y se festejaba alrededor del día 15 de febrero. 

Esta celebración no fue considerada apropiada por la iglesia católica que decidió sustituirla por el festejo de San Valentín.

Aunque esta festividad tal y como se conoce en la actualidad tiene su origen en el Reino Unido, en algún momento del siglo XIV

En este tiempo se realizaban unas competiciones llamadas Valantinage en la que los hombres competían por obtener la amistad de las doncellas. La celebración comenzó siendo una fiesta de la amistad pero acabó convirtiéndose en una celebración de amor.

Durante el siglo XVIII se puso de moda la costumbre de enviar valentines o postales de amor en Gran Bretaña y América del Norte.  Gracias a la mensajería instantánea, esta costumbre se extendió por toda Europa al final de la Segunda Guerra Mundial. Así fue como, poco a poco, esta tradición se extendió por el resto de Europa, principalmente por Alemania, Francia, Italia y España.

Durante el siglo XIX se popularizaron las postales con corazones o Cupido como protagonista. Cupido, el dios del amor en la mitología romana, continúa siendo el protagonista de esta celebración.

Podría interesarte:

Uñas para San Valentin: Los mejores diseños para celebrar al amor

Los lugares más románticos para cenar con esa persona especial el 14 de febrero

Italia: Ahora podrás pasar San Valentín en casa de Romeo y Julieta gracias a esta empresa

- Advertisement -