No hay nada más hermoso que un cabello sano y natural. Por ello, si alguna vez has tenido un caso de rotura, sabes que puede ser un fastidio total. El cabello quebradizo y dañado obstaculiza la longitud. Afortunadamente, la rotura no es el fin del mundo. Si te encuentras en esta situación, estos consejos te ayudarán a recuperar tu cabello sano.

Imagen: Pixabay

Primero es importante identificar al culpable de los problemas de tu cabello. La rotura puede ser causada por varias cosas, incluida la falta de humedad, el procesamiento excesivo de productos químicos, el daño por el calor y las prácticas generales de cuidado del cabello deficientes. El uso de peinados ajustados y la falta de preparación al peinar también pueden causar daños.

A estas alturas probablemente ya hayas descubierto qué está causando tu rotura. Si es así, entonces, ¿cómo lo puedes hacer volver a la vida? Sigue leyendo para obtener consejos sobre qué hacer (y qué no hacer) para detener la rotura.

“Co-washing” diario

El lavado diario o casi diario con acondicionador, también conocido como “co-wash“, es una forma de limpiar suavemente el cabello y reponer los mechones secos al mismo tiempo. El “co-washing” mantiene el cabello suave e hidratado, especialmente durante los meses más fríos.

Para ser claros, el “co-washing” no significa que deba omitir el champú por completo. “Cuando se busca un champú, el objetivo es mantener el cabello alejado de los que hacen espuma, ya que estos químicos pueden quitarle la humedad al cabello. Use champús en crema sin sulfato y sin espuma.”, sugiere Dickey.

Acondicionamiento profundo semanal

Has de los acondicionadores profundos tus nuevos mejores amigos. Usa un acondicionador profundo semanalmente con un gorro de plástico en la ducha o incluso durante la noche para activar el calor.

Desenreda con cuidado

De ahora en adelante, desenredar el cabello mientras está seco está absolutamente prohibido para ti. Leatherwood aconseja: “Es más fácil desenredarse el cabello en la ducha cuando está lleno de acondicionador y húmedo. Secciona el cabello en dos partes, luego divídelo en cuatro. Tienes que tomarte tu tiempo, ser amable y desenredarte desde el fondo hasta la raíz ”.

Deshazte de tu toalla de algodón

Una toalla de baño de algodón tradicional puede tirar y estirar el cabello, eliminando la humedad, lo que no es bueno en absoluto. “Una opción mucho mejor es apretar y secar cuidadosamente el cabello con una camiseta de algodón vieja o, idealmente, con una toalla de microfibra.”, comparte François.

Evitar el calor

Intenta evitar el calor y el peinado si puedes hasta que tu cabello esté en mejor forma. Si vas a aplicar calor, usa un protector de calor y mantén las temperaturas bajas.

Protege tus bordes

Mantén suave e hidratada la línea de tu cabello, donde tienes el pelo más fino y suave.

Obtén recortes regulares

No tengas miedo a cortarte el pelo. Los enredos, los nudos de un solo hilo y las puntas abiertas son señales de que necesitas un corte y de puntas que piden ser liberadas. Hacer un corte cada tres meses y medio o cuatro mantendrá tu cabello saliendo y luciendo lo mejor posible.

Adopta una rutina de cuidado

Adopta una rutina de uso de acondicionadores, aceites y cremas para mantener tu cabello hidratado y protegido a toda costa.

¡Te deseamos la mejor de las suertes mientras incorporas estos consejos a tu rutina de cuidado del cabello!

Podría interesarte:

¿Rizos increíbles? Consíguelos con esta crema casera

Remedios caseros contra las canas

Remedios caseros contra las molestas bolsas de los ojos

- Advertisement -