Un agente del penal El Altiplano rasura el bigote del del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán después de su captura la madrugada del 8 de enero de 2016. Imagen: Reuters

Cuatros años después de su última captura en México, imágenes inéditas de un medio digital mostraron distintos momentos de la llegada del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán a una cárcel de máxima seguridad donde permaneció antes de ser extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.

Antes de entregarle el uniforme de los reos fue revisado con perros entrenados. Imagen: Reuters

El video de Latinus, un portal para la audiencia latina en Estados Unidos, muestra once minutos de Guzmán, en su momento uno de los hombres más buscados del mundo, mientras es identificado como el reo 3870, registrado por policías, olfateado por perros y despojado de su bigote, su marca de fábrica por años.

Tras cortarle el cabello, el bigote, tomarle sus huellas y darle la vestimenta caqui de la cárcel, los uniformados lo sometieron a un interrogatorio de rutina con preguntas biográficas. Las imágenes corresponden a enero de 2016.

Cuando le preguntaron a qué se dedicaba respondió, “agricultor

Joaquín “El Chapo” Guzmán firma los documentos de ingreso al penal El Altiplano. Imagen: Reuters

Mientras se limpia obsesivamente los dedos de tinta, al capo le preguntan por su profesión y responde: “agricultor”, la misma respuesta que dio en sus capturas previas.

Segundos antes, le habían preguntado por su esposa.

“Con la que estoy casado es Alejandrina Salazar, pero con la que vivo es con Emma Coronel“, respondió, con el ceño fruncido y sin mirar al entrevistador. Posteriormente, fue llevado a su celda: un pequeño cuarto con una cama y una mesa de cemento. El Chapo llegó al penal de máxima seguridad El Altiplano, ubicado en el Estado de México, adyacente a la capital, apenas siete meses después de fugarse de la misma cárcel por un espectacular túnel.

- Advertisement -