El nombre de Annabella Sciorra, que se repite más que cualquier otro en el juicio por violación de Harvey Weinstein, volvió a quedar en el foco el viernes cuando el jurado comenzó su cuarto día de deliberaciones al escuchar una lectura de una gran porción del testimonio de la actriz.

Antes de que el jurado de Manhattan se retirara el jueves, envió al juez una nota diciendo que quería revisar los cuestionamientos a la estrella de The Sopranos y las preguntas de seguimiento de los fiscales.

El jurado ya se ha enfocado en correos que Weinstein envió sobre Sciorra, incluyendo aquellos a una agencia privada de espionaje que supuestamente contrató para investigar a las posibles acusadoras cuando los reporteros trabajaban en historias sobre las acusaciones contra él en 2017.

Sciorra, de ahora 59 años, fue la primera acusadora en testificar y subió al estrado hace casi un mes. Le dijo al jurado que el otrora poderoso magnate del cine llegó inesperadamente a su apartamento en Manhattan, entró a la fuerza, y la violó, además de practicarle sexo oral por la fuerza, a finales de 1993 o principios de 1994.

Al ser cuestionada, Sciorra fue interrogada sobre por qué abrió la puerta y no encontró la manera de escapar si estaba siendo atacada.

La abogada de Weinstein, Donna Rotunno preguntó: “¿Por qué no trató de salir corriendo del apartamento?, ¿lo rasguñó?, ¿trató de picarle los ojos?”.

Los fiscales dijeron que Sciorra pesaba apenas 49 kilos por esas fechas, por lo que no podría haber resistido a Weinstein de 136.

“Era demasiado grande” como para luchar con él, dijo al jurado. “Era aterrador”.

Weinstein, de 67 años, está acusado de cinco cargos que se desprenden de las acusaciones de Sciorra y otras dos mujeres, una aspirante a actriz quien dice que él la violó en marzo de 2013, y la exasistente de producción, Mimi Haleyi, quien dice que le practicó sexo oral por la fuerza en 2006.

Las acusaciones de Sciorra son clave para los cargos más serios que los jurados revisan en el caso celosamente vigilado de la era del #MeToo. Se trata de dos cargos por agresión sexual predatoria, que implican una sentencia máxima a cadena perpetua. Ese tipo de cargo requiere que los fiscales demuestren que un acusado cometió una violación o abuso sexual previo, pero no tiene el estatuto de limitaciones que impediría que las acusaciones de Sciorra fueran consideradas por sí mismas.

The Associated Press tiene la política de no publicar los nombres de las personas que afirman haber sido víctimas de abuso sexual sin su consentimiento. AP no ha incluido el nombre de la acusadora de violación de 2013 porque no está claro si desea ser identificada públicamente.

Ve también:

Veredicto de Weinstein se acerca. Todo lo que tienes qué saber

- Advertisement -