El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró este miércoles el estado de emergencia por el nuevo coronavirus tras la muerte de un hombre de la tercera edad contagiado por el virus. La muerte del anciano elevó la cifra de decesos por coronavirus en Estados Unidos a once.

Presuntamente, el hombre se enfermó del nuevo coronavirus, llamado COVID-19, mientras se encontraba abordo del crucero Princess Cruises que desembarcó en San Francisco el pasado febrero.

Las autoridades han informado que el virus se ha registrado en doce condados y que más de 50 personas están contagiadas.

Newsom infundió calma en su conferencia de prensa sobre el COVID-19 en California, informando que el estado “tiene los recursos” y la capacidad para responder a la emergencia del nuevo coronavirus.

“Para esta tarde, habremos contactado a cada funcionario de salud del condado que haya identificado a alguien que haya estado en el crucero. Ellos tendrán la información de contacto y comenzarán el proceso de contactar a todos estos individuos”, dijo el gobernador.

La razón de la emergencia

Newsom agregó que la declaración de emergencia tiene la intención de preparar a la población para que ayude a evitar la propagación del virus, así como poner en función a las agencias de salud para contenerlo.

El gobernador aclaró que la declaración de emergencia no tiene como objetivo el dinero federal, sino su finalidad es incentivar la pronta contención del COVID-19 por medio de agregar nuevas herramientas. El Gobierno federal aprobó este miércoles 8,600 millones de dólares para contener la propagación del nuevo virus.

La muerte del paciente de la tercera edad es la primera que ocurre en el estado por COVID-19. El difunto había estado abordo de un crucero que partió de San Francisco para México y que regresó a San Francisco el 21 de febrero.

Según recoge el Los Angeles Times, el paciente ahora difunto salió positivo en su prueba de coronavirus el martes después de que fue llevado a un hospital de urgencia el pasado jueves. Después de que salió positivo del nuevo coronavirus, el difunto fue puesto en aislamiento.

Los enfermeros y el personal médico que lo trató ahora está en cuarentena; no obstante, ninguno de éstos ha presentado ningún síntoma.

El COVID-19 ha causado hasta el momento aproximadamente 3,285 muertes; los casos se han elevado a más de 95,400 a nivel mundial.

Ve también:

¿Los desinfectantes caseros protegen contra el coronavirus?

EEUU: Autoridades piden calma frente a caos generado por nuevos casos de coronavirus

Todo el deporte italiano será sin público por coronavirus

- Advertisement -