Imagen ilustrativa vía Pixabay.

Por difícil que pudiera parecer creerlo, hoy en día existe una gran alternativa a los miles y miles de productos del mercado que te ofrecen disminuir las arrugas.

Y esa alternativa la encuentras en cualquier tienda de autoservicio o farmacia. Sí, el bicarbonato de sodio.

Si estás buscando un remedio casero que se convierta en tu mejor aliado a la hora de combatir las molestas arrugas de tu rostro, entonces deberías darle una oportunidad al bicarbonato.

¿Por qué bicarbonato?

Las propiedades del bicarbonato de sodio pueden ayudarte a mantener tu piel joven y llena de vida.

Sin embargo, deberás hacer una pequeña prueba con la mezcla antes de aplicarla en el rostro, con el fin de descartar posibles alergias.

¿Cómo lo hago?

  1. En un vaso con agua, agrega una cucharada de bicarbonato de sodio.
  2. Añade el jugo de medio limón.
  3. Mezcla los ingredientes hasta que estén completamente unificados.
  4. Aplica en la zona donde existan las molestas líneas de expresión.
  5. Deja reposar por al menos cuatro minutos.
  6. Retira con abundante agua.
  7. Coloca tu crema para rostro.

Y tú, ¿qué esperas para probarlo?

- Advertisement -