El violentómetro es una herramienta de prevención que permite a las mujeres observar si en su relación existen dinámicas de violencia de género, y detectar en qué nivel se encuentra.

Todas estas manifestaciones de violencia podrían acrecentarse durante la etapa de aislamiento causada por el coronavuris, por lo que es posible acceder a líneas de ayuda en caso de que sea necesario.

En la mayoría de sus representaciones gráficas, el violentómetro adopta tres colores:

 Primeros niveles de violencia: 

  • Bromas hirientes
  • Chantajes
  • Mentiras, engaños
  • Celos
  • Ignorar, ley del hielo
  • Culpabilizar
  • Descalificar
  • Intimidar Amenazar

En el punto medio se encuentran los:

  • Controlar, prohibir
  • Golpes “de juego”
  • Pellizcos, empujones, jaloneos
  • Destruir artículos personales
  • Manosear
  • Caricias agresivas
  • Aislamiento

Todo lo anterior podría escalar hasta llegar al último nivel que incluye:

  • Amenazar con armas y objetos
  • Abuso sexual
  • Violación
  • Mutilación
  • Feminicidio

Herramientas como estas pretenden sensibilizar a la población para que la violencia de género se deje de normalizar, en todos los niveles, aunque sea sólo en forma de bromas hirientes.

Podría interesarte:

“Rompe el silencio”: Fábrica de tortillas en México crea empaques contra la violencia de género

ONU ofrece cursos en línea sobre igualdad de género y empoderamiento femenino

¿Cómo educar a un hijo en el feminismo?


- Advertisement -