Mientras la crisis del nuevo coronavirus COVID-19 continúa en el mundo, el químico ganador del premio Nobel Michael Levitt dio un mensaje esperanzador para la población mundial: la pandemia terminará mucho antes de lo pronosticado por otros especialistas, que auguran el final de la catástrofe en meses o incluso años.

El mensaje de Levitt es difícil que de pasarse por alto. No sólo por ser un ganador del premio Nobel, sino por su estimación de daños que hizo sobre la crisis en China.

Levitt pronosticó en febrero que el nuevo coronavirus provocaría alrededor de 80,000 casos de infección y alrededor de 3,250 muertes.

El 16 de marzo, China reportó que había registrado 80,298 casos y 3,245 muertes. En esa fechas, el país asiático reportó que ya no había tenido ningún caso de contagio local. Según estas cifras, la predicción de Levitt resultó ser increíblemente cercana a la realidad.

Controlar el pánico

El científico de la Universidad de Stanford dijo al Los Angeles Times que lo que se necesita en estos momentos es “controlar el pánico”.

Levitt señaló que el virus sólo puede crecer exponencialmente sólo cuando no es detectado y nadie está actuando para controlarlo; es decir, cuando no se toman en serio las medidas santiarias de lavarse las manos, evitar salir de la casa y el distanciamiento social.

El ganador del Nobel informó que lo que lo ayudó a su predicción fue, más que notar el aumento de casos de muerte, ver la reducción en la trayectoria de la curva gráfica del brote; es decir, la disminución de la tasa de crecimiento de las muertes registradas.

“Las cifras aún son escandalosas, pero hay señales claras de una ralentización del crecimiento”, dijo Levitt.

China informó que no ha registrado más contagios locales desde el pasado miércoles, sino sólo casos importados.

Para realizar sus predicciones, el investigador no se ha enfocado en el total de casos por país, sino en el número de casos nuevos, y especialmente en el aumento en la cifra de un día a otro. De esta manera, puede vislumbrar con más efectividad la tasa de crecimiento.

Siguiendo este método, Levitt ha revisado la información de 78 países, y ha visto ya “señales de recuperación” en la mayoría, incluido Estados Unidos, que ya ha rebasado la cifra de 50,000 casos confirmados.

Ve también:

Coronavirus: Thunberg se recupera, Madrid usa pista de hielo como morgue

COVID-19: Trump ignora a expertos médicos; privilegiará economía sobre salud

COVID-19: Demócratas vuelven a bloquear paquete de ayuda

- Advertisement -