La pandemia del nuevo coronavirus COVID-19 ha causado ya la muerte de 21,192 personas y el contagio de 468,523 a nivel mundial, según cifras de la Universidad Johns Hopkins tomadas en la tarde del miércoles 25 de marzo.

En Estados Unidos, el crecimiento de casos ha tenido una tasa aproximada de 10,000 casos confirmados por día desde el pasado 21 de marzo, lo que ha elevado la cifra de 24,583 casos del pasado sábado a más de 66,000 este miércoles. De acuerdo con el conteo de la universidad, Estados Unidos ha padecido la muerte de 947 personas por el COVID-19.

Frente a estas cifras, nos preguntamos: ¿por qué es tan dañino este virus para la población mundial? ¿cómo realiza el COVID-19 la infección del cuerpo humano y se propaga a las personas?

La página del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) enfatiza que, debido a que se trata de una nueva enfermedad, aún están aprendiendo la manera en que se propaga, lo grave que pueden llegar a ser sus síntomas y hasta cuándo podría llegar la pandemia.

La CDC señala que “se piensa” que su principal forma de propagación es de persona a persona en una distancia mínima de hasta 6 pies (1.8 m). El contagio puede ocurrir cuando una persona infectada toce o estornuda frente a otra persona y las gotitas provenientes del tracto respiratorio llegan al tracto respiratoria de la persona sana. También el contagio sucede cuando un persona toca una superficie contaminada con el virus y después se toca el rostro con la parte corporal contaminada.

Una persona se puede contagiar de esta manera cuando la otra persona está infectada por el COVID-19 aunque aún on haya mostrado síntomas. Éstos se pueden manifestar entre 5 y 12 días después de haber sido infectado por el virus.

¿Cómo infecta el COVID-19 a tu cuerpo?

Al entrar en contacto con tu aparato respiratorio a través de la naríz, ojos o boca, el virus comienza su viaje hacia las células para iniciar el ciclo de replicación. Éste comienza con la adhesión, donde los receptores del virus se vinculan con los receptores de la superficie celular; en seguida sigue la penetración, donde los viriones (partícula vírica de infección) ingresan a la célula huésped; después viene el despojo, en el que se libera el ácido nucleico, lo que da pauta para la replicación del genoma vírico; tras la replicación, viene el ensamblaje, donde se crean nuevas partículas virales; tras el ensamblaje sigue la liberación de las mismas.

En el caso específico del COVID-19, el virus infecta a las células epiteliales del revestimiento de los pulmones por medio de proteínas que están en sus receptores, los cuales se adhieren a los receptores de la célula huésped y penetran a la célula para iniciar su replicación.

El primer paso para llegar a la infección de las células epiteliales del revestimiento del pulmón es a través del tracto respiratorio superior, que incluye la naríz, la boca, la laringe y los bronquios.

El paciente comienza a sentir los primeros síntomas similares a la gripe, como tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y falta de aliento.

La infección comienza a empeorar mientras avanza hacia la parte baja del tracto respiratorio. Cuando atraviesa el tracto respiratorio y llega a los pulmones es cuando inician los problemas más graves. Lo síntomas se vuelven más similares a la bronquitis y a la neumonía.

“Una guerra entre la respuesta del huésped y el virus”

De acuerdo con el doctor Rapahel Viscidi de la Universidad Johns Hopkins, la neumonía está caracterizada por falta de aliento combinada con tos y afecciones en los alveólos, pequeños sacos de aire donde se hace el intercambio del oxígeno por el dióxido de carbono.

Cuando se dañan las células de los alveólos, el sistema inmune reacciona para proteger a los pulmones, pero esto hace que el revestimiento de los pulmones se vuelvan más gruesos, explicó el especialista de la Johns Hopkins.

“Mientras [los revestimientos] se vuelven cada vez más gruesos, ahogan el pequeño saco de aire, que es lo que necesitas para llevar oxígeno a tu sangre”, dijo Viscidi, según recoge USA Today.

“Básicamente es una guerra entre la respuesta del huésped y el virus. Dependiendo de quién gane la guerra, tendremos buenos resultados donde los pacientes se recuperan o malos resultados, donde no lo hacen”, dijo el Dr. Martin S. Hirsch, médico senior del Servicio para las Enfermedades Infecciosas.

Ve también:

7 estados suman más de 100 nuevos casos en últimas 24 horas

Dan Patrick, vicegobernador de Texas, propone sacrificar a abuelos por economía

Medidas para evitar contagios de COVID-19

- Advertisement -