Un gorila de espalda plateada, en el parque Volcano, Ruanda. Pocas familias sobreviven en las difíciles situaciones del parque debido a la guerra pasada en Ruanda y en la región. Imagen, Grosby Group.

Los grandes simios como gorilas, orangutanes y chimpancés también se encuentran amenazados por la pandemia del coronavirus, alertaron los investigadores Thomas R. Gillespie de la Universidad Emory de Atlanta y Fabian H. Leendertz del Instituto Robert Koch de Alemania en un artículo publicado en Nature.

Según estudios, nuestros parientes más cercanos, y quienes comparten el 98% del ADN humano, son susceptibles a contraer enfermedades respiratorias de las personas, causando brotes letales en los grandes simios que tienen algún tipo de contacto con las personas; e incluso se estableció que los patógenos que producen síntomas leves han llegado a ser letales para ellos.

Es así como los expertos han llegado al temor de que el Covid-19, fatal para los humanos, pueda llegar a ser devastador para los grandes simios, aunado al hecho de que estas especies ya se encuentran en riesgo por la destrucción de su habitat y la caza furtiva, por lo que los investigadores han considerado seriamente solicitar el cierre de parques nacionales, reservas y zoológicos.

“Como expertos líderes en la conservación y la salud de estos animales, instamos a los gobiernos, profesionales de la conservación, investigadores, profesionales del turismo y agencias de financiación a reducir el riesgo de introducir el virus en estos simios en peligro de extinción”, indica el documento.

Temores sobre la letalidad del coronavirus en grandes simios

Hasta el momento no se ha registrado ningún contagio de este tipo de coronavirus entre humanos y simios, por lo que se desconoce el verdadero impacto que este podría tener. 

“La pandemia de Covid-19 es una situación crítica para los humanos, nuestra salud y nuestras economías”, dijo Thomas Gillespie, de la Universidad de Emory, y autor principal de una carta de 25 expertos publicada en la revista Nature . “También es una situación potencialmente grave para los grandes simios. Hay mucho en juego para aquellos en peligro de extinción ”.

Fue en 2008 cuando una investigación reveló la primera evidencia directa de transmisión de virus de humanos a simios, pero en 2016 los científicos dieren a conocer la transmisión de un coronavirus humano a chimpancés salvajes en el Parquee Nacional Taï, en Costa de Marfil.

“Esta enfermedad podría ser fatal para el orangután en peligro crítico de extinción: es un riesgo que no podemos permitirnos tomar”, dijo Susan Sheward de Orangutan Appeal UK tras el cierre del Centro de Rehabilitación Sepiok en Borneo, Malasia. 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha señalado en su última guía que la distancia entre las personas y los grandes simios al momento de ser visitados por turistas debería aumentar de 7 a 10 metros para evitar contagios. Además, insta a que no visite a los grandes simios nadie que esté enfermo, o que haya estado en contacto con alguien enfermo en los 14 días anteriores.

En el tema de la conservación, por ejemplo, de los gorilas de montaña, ha habido hasta ahora un gran avance. Se estima que cerca de 1,000 están viviendo en la actualidad en la República Democrática del Congo y Uganda, siendo el único gran simio que está aumentando en su población. “Pero las ganancias recientes podrían revertirse rápidamente si se introduce la enfermedad (coronavirus), por lo que la protección es clave en este momento crítico”, puntualizó Cath Lawson, gerente de conservación de África en WWF UK.

Los autores del artículo de Nature concluyen: “Esperamos lo mejor, pero debemos prepararnos para lo peor y considerar críticamente el impacto de nuestras actividades en estas especies en peligro de extinción”.

- Advertisement -