Migrantes detenidos en centros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) anunciaron que están realizando huelgas de hambre para exigir su liberación a las autoridades debido a las condiciones insalubres de los centro de detención que pueden provocar un contagio masivo del nuevo coronavirus COVID-19.

El medio Latinorebels.com informó que migrantes detenidos en el centro de detención Richwood, ubicado cerca de Monroe, Louisina, comenzaron la huelga de hambre para exigir su liberación hace unos tres días.

Los detenidos fueron contactados por activistas proderechos humanos de Mississippi un día después de que enviaron una carta al representante demócrata por Mississippi Bennie Thompson en la que lo instaron a apoyar públicamente la liberación de los migrantes detenidos en los centros de ICE.

Thompson es el presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

En una llamada de miembros de Latino Rebels con un detenido venezolano identificado únicamente como “F”, éste les dijo:

“Nosotros la verdad tenemos una petición: es la liberación de nosotros. ¿Y por qué? Por la situación que está pasando a nivel mundial. Se están muriendo las personas con coronavirus. En los mismos Estados Unidos, que es una potencia mundial, primera potencia mundial, están colapsando los hospitales. Nosotros aquí estamos vulnerables. ¿Me entiendes?”.

“Bueno, se tienen que morir de algo”: Guardias de ICE

ProPublica publicó el pasado lunes que migrantes detenidos en un centro de ICE en Nueva Jersey también estaban planeando hacer una huelga de hambre, pero no por su liberación, sino para obtener al menos el material sanitario necesario básico para poder combatir el nuevo coronavirus.

En un audio obtenido por el medio, se escucha a un detenido anunciar a agentes de ICE que se pondrán en huelga de hambre para intentar hacer que las autoridades les den jabón y papel higiénico en medio de la pandemia. En el audio, según ProPublica, se puede escuchar a los guardias decir: “Bueno, se tienen que morir de algo”.

El audio fue obtenido cuando Ronal Umaña, inmigrante de El Salvador, estaba en una correciconal del condado Hudson de Nueva Jersey y estaba hablando con un activista. El activista le dio el audio a ProPublica.

Las condiciones insalubres aunadas a la pandemia de COVID-19 han provocado una crisis humanitaria en el centro de detención de Richwood, la cual, según Latino Rebels, debería de haber sido prevenida fácilmente, pues aseguran que muchos detenidos son elegibles para recibir una libertad condicional por motivos humanitarios.

Ve también:

Corte Suprema da nueva victoria a Trump en inmigración

EEUU: Cortes de inmigración se encuentran sobrepasadas por solicitudes de asilo

EEUU inicia recolección de ADN de migrantes detenidos en fronteras

- Advertisement -