Cada tercer día, los productores de jitomate tiene que cosechar y al estar conscientes de la situación que enfrenta el país surge en ellos la preocupación por el sustento de todas las familias que dependen de esta actividad.

También te interesa:

El México que no puede dejar de trabajar

Sebastián Yatra reflexiona sobre pandemia por COVID-19

- Advertisement -