Esta combinación de imágenes creadas el 8 de abril de 2020 muestra a personas con máscaras protectoras contra la propagación del nuevo Coronavirus (COVID-19) realizado por costureras de la favela de Vila Novo Sao Lucas, en Belo Horizonte, Brasil, el 8 de abril de 2020. Imagen, Grosby Group.

Durante los últimos días en la epidemia de Covid-19, las autoridades se han cuestionado si debe ser, o no, obligatorio el uso generalizado de cubrebocas.

Lo cierto es que mientras se oficializa o no, ninguna farmacia, supermercado o tienda de autoservicio cuenta ya con existencia de este tipo de máscaras faciales.

Es por eso que, ante la escasez mundial de este producto, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ha emitido algunas recomendaciones para elaborar, desde casa, tus mascarillas completamente funcionales.

¡Toma nota!

Cubrebocas en casa

Materiales

  • Dos rectángulos de cualquier tela de algodón, de 25 por 15 centímetros
  • Dos ligas elásticas
  • Aguja e hilo
  • Tijeras
  • Regla
  • Lápiz

Procedimiento

  • Toma los trozos de tela y realiza un dobladillo de 0.6 cm en los lados más largos, y de 1.25 cm en los más cortos. 
  • Asegúrate de coser bien estos dobladillos.
  • Tras fijar los dobladillos, toma las ligas y córtalas.
  • Introduce una cinta elástica en el lado más ancho (éstas ligas serán las tiras con las que se sujetará el cubre bocas a tus orejas).
  • Una vez colocada la cinta, ata los extremos de ésta.
  • Ahora, tira suavemente de las elásticas hasta que los nudos queden colocados por dentro del dobladillo, de manera que no sean visibles.

Opción dos: Mascarilla con una camiseta

Si coser no es lo tuyo o no tienes los elementos necesarios para realizar tu mascarilla, no te preocupes, con una camiseta vieja puedes lograrlo. 

Aquí te decimos cómo:

  • Corta la parte inferior de la camiseta con una anchura de entre 17 y 20 centímetros.
  • En el centro de tu trozo de tela, recorta un rectángulo de entre 15 y 17 centímetros.
  • Realiza un corte en la mitad de las cuerdas que quedarán tras deshacerte del rectángulo.
  • Ata las cuerdas inferiores en el cuello y las superiores en la cabeza, de manera que el cubre bocas quede ajustado al rostro.

- Advertisement -