Imagen ilustrativa: PickPik

Un inodoro inteligente podría realizar un breve examen de salud cada vez que uno lo utilice, dijeron el martes científicos, pero defensores de la privacidad y posibles usuarios dijeron que la idea no les sienta bien.

El aparato identificaría a los usuarios mediante un escaneo anal, utilizando una cámara ubicada bajo el asiento antes de analizar la orina y excrementos en busca de señales de enfermedad, incluidos primeros indicios de cáncer, dijo el equipo liderado por Estados Unidos que desarrolló el prototipo.

“Sabemos que parece raro, pero resulta que la apariencia de tu ano es única”, dijo Sanjiv Gambhir, profesor de radiología de la Universidad de Stanford, quien lideró el proyecto.

“El inodoro inteligente es la forma perfecta de aprovechar una fuente de datos que suele ser ignorada (…) Todos usan el baño —en realidad, no hay forma de evitarlo— y eso aumenta su valor como aparato de detección de enfermedades”, agregó.

Una serie de aparatos instalados dentro de la taza del excusado identifican al usuario y analizan sus deposiciones con el objetivo de detectar señales de una enfermedad que puedan compartirse con su médico, dijeron los investigadores en la revista científica Nature Biomedical Engineering.

Tales aparatos podrían volverse comunes en las casas, dijo Gambhir, a medida que los consumidores acepten herramientas de seguimiento de la salud como relojes inteligentes y artefactos caseros conectados a Internet.

A muchos, sin embargo, les preocupa lanzar por el retrete su privacidad, descubrieron los investigadores en un sondeo a 300 personas para evaluar su aceptación.

Tres de cada 10 consultados dijeron que no desean usar un inodoro inteligente y sólo la mitad dijo que estarían “algo” o “muy” cómodos con el aparato.

Defensores de la privacidad expresaron temores sobre posible violaciones a la privacidad

Las preocupaciones más comunes eran las relativas a la privacidad y seguridad de los datos, descubrieron los investigadores, que dijeron que la información reunida sería almacenada en un sistema seguro en la nube.

“Los datos de salud contienen parte de la información más delicada y reveladora sobre cualquier persona”, dijo a la Fundación Thomson Reuters Edin Omanovic, de la caridad Privacy International con sede en Londres.

Ve también:

Hackers atacan videoconferencias de formas terroríficas

¿Alguien invitó a un espía a tu casa durante las fiestas de fin de año?

- Advertisement -