La hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria promocionado por el presidente Donald Trump como un “punto de inflexión” en la lucha contra el coronavirus, no ofreció ningún beneficio y potencialmente elevó el riesgo de muerte de pacientes en hospitales de veteranos de Estados Unidos.

Actualmente, no hay tratamientos o vacunas específicas para el nuevo coronavirus, pero la hidroxicloroquina se ha usado ampliamente para tratar de cambiar el curso de la enfermedad respiratoria COVID-19, debido a información anecdótica de que puede proporcionar algún beneficio.

[Entérate: Muere por tomar cloroquina para prevenir COVID-19; Trump dijo que sería cura]

Un análisis de los datos de la Administración de Salud de Veteranos (VA) encontró que el 28% de 97 pacientes que recibieron hidroxicloroquina junto con la atención estándar murieron, en comparación con una tasa de mortalidad del 11% para los 158 pacientes que no recibieron el medicamento.

La tasa de mortalidad fue del 22% para los 113 pacientes que recibieron hidroxicloroquina más el antibiótico azitromicina.

La investigación, que aún no ha sido aceptada para su publicación en una revista médica, no es el resultado de un ensayo clínico, y pesquisó los registros médicos de 368 hombres hospitalizados con infección confirmada por coronavirus en centros de veteranos que murieron o fueron dados de alta al 11 de abril, según el documento publicado en línea.

La grave amenaza planteada por el nuevo coronavirus ha alentado el intercambio dentro de la comunidad científica de “preimpresiones”: una práctica en que los investigadores publican sus hallazgos antes de los controles externos, el escrutinio o la validación.

Los autores del estudio no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

No sólo no se demostró beneficio alguno sino que el riesgo de muerte se duplicó en aquellos pacientes que tomaron el fármaco

Después de tener en cuenta las características individuales de los pacientes, los investigadores calcularon que el riesgo de muerte era más del doble en aquellos que recibieron hidroxicloroquina.

La hidroxicoloquina también pareció no tener impacto en la necesidad de soporte respiratorio para el paciente.

Las tasas de ventilación mecánica fueron del 13% para los que recibieron el medicamento frente al 14% para los pacientes que recibieron solo atención de apoyo.

Entre aquellos que recibieron el medicamento contra la malaria y el antibiótico, solo el 7% requirió asistencia respiratoria.

Si bien todavía no hay evidencia científica de que la hidroxicloroquina sea eficaz contra el COVID-19, los médicos han dicho que en general se sienten cómodos al probar el medicamento económico, que también se ha usado para tratar el lupus y la artritis reumatoide.

Pero eso puede estar empezando a cambiar. “Algunas publicaciones en la última semana o dos han arrojado dudas sobre si la hidroxicloroquina es beneficiosa”, dijo el doctor Jeremy Falk, especialista pulmonar del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles, que no participó en el estudio.

Ve también:

Disputa en la Casa Blanca por medicamento contra coronavirus

Hombre muere en Arizona, podría haberse automedicado contra el COVID-19

- Advertisement -