Una trabajadora de una tienda de alimentos es protegida por un escudo en una tienda Vons durante el brote de la enfermedad de coronavirus COVID-19 en Solana Beach, California, Estados Unidos, el 29 de marzo del 2020. Imagen: Reuters

Un análisis estadístico por parte del sitio verificador de datos PolitiFact confirmó que una gran mayoría de las personas que son empleadas en trabajos considerados esenciales durante la pandemia por la enfermedad COVID-19 recibe los salarios más bajos.

En su reporte “Still going in to work in Pennsylvania? Chances are, you’re a low wage worker, data show” (¿Aún vas a trabajar en Pensilvania? Lo más probable es que seas un trabajador con bajo salario, según estadísticas, en español), PolitiFact concluyó:

“Nuestro análisis estadísticos muestra que la gran mayoría de trabajadores que [Tom] Wolf [gobernador de Pensilvania] considera esencial gana salarios bajos o correspondientes a la clase trabajadora”.

El análisis de PolitiFact fue suscitado por una publicación en Facebook sobre la situación durante la pandemia, en la que señala que las personas de bajos recursos son aquellas que están en los trabajos esenciales mientras que aquellos que están en una clase social más alta tienen la libertad de quedarse en casa.

El post de Facebook dice: “Los pobres son, irónicamente, quienes tienen más probabilidad de ser empleados en industrias consideradas esenciales, mientras que sus compañeros de clases más altas son libres de refugiarse por semanas hasta que pase la primera ola de muertes”.

Mediante un análisis estadístico, PolitiFact encontró que tal aserción era verdadera.

[Entérate: Lo último de la crisis por COVID-19 en América Latina]

Salarios menores de 30,000 dólares

PolitiFact se centró principalmente en la situación del estado de Pensilvania.

“Un cuarto de los empleados esenciales de Pensilvania ganan menos de 30,000 dólares anuales, y dos tercios ganan menos de 60,000 dólares, que es la media estatal por hogar, lo cual levanta dudas sobre si las personas que están manteniendo a flote al resto de la sociedad están siendo protegidas y compensadas suficientemente”, informó PolitiFact.

Para reforzar sus datos, el sitio verificador señaló que las tiendas de alimentos son las que emplean a trabajadores con los salarios más bajos. Por ejemplo, señala que existen 120,000 trabajadores de esas tiendas en Pensilvania, y que éstos tienen un salario promedio de 23,000 dólares.

Por otra parte, el sitio también confirmó que los empleados de trabajos no esenciales sí pueden refugiarse en su casa mientras ocurre la pandemia. Esta última aseveración fue tomada de un análisis del Washington Post, que informó que la mayoría de trabajadores de cuello blanco (quienes trabajan desde oficinas, etc) pueden hacerlo desde la seguridad de su casa.

Ve también:

Otros 4.4 millones pierden empleo; cifra se eleva a 26 millones

Cámara Baja votará por nuevo paquete de ayuda de casi medio millón de dólares

Trump firma decreto que bloquea “green cards” por 60 días

- Advertisement -