Debido a las medidas impuestas por las autoridades, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México luce desierto, pues no hay pasajeros y muchos locales se encuentran cerrados.

Hay trabajadores como los encargados de embalaje y quienes transportan equipaje de turistas que no tienen sueldo y solo ganan propinas.

Los pocos pasajeros que hay son víctimas de cancelaciones de vuelos o de cambios deliberados en los horarios.

También te interesa:

Comerciantes no dejan de trabajar, su economía no se los permite

Caen 40% ventas del mercado más grande del mundo

Este poblado en Oaxaca, México, alcanza el 99.9% de pobreza

Niño usa sus ahorros y crea mascarillas para personal médico

- Advertisement -